El intercambio de experiencias sobre proyectos geotérmicos, los marcos legales específicos de cada país, mecanismos de mitigación de riesgos y las tecnologías innovadoras fueron los temas centrales del Primer Simposio de Latinoamérica, que tuvo lugar el pasado 14 de febrero en el recinto ferial de Offenburg, Alemania. El evento, organizado por la agencia líder en administración de proyectos en Alemania Jülich (PTJ), en cooperación con la Asociación Geotérmica Internacional (IGA) y la Agencia Internacional de Energía (IEA Geothermal) se llevó a cabo un día antes de la Feria GEOTHERM 2017, considerada la mayor a nivel europeo. Ésta reune del 15 al 16 de febrero a la industria geotérmica de más de 44 naciones.

El Presidente Ejecutio de ENEL, Ing. Ernesto Martínez Tiffer, participó como expositor en esta importante actividad, en la que destacó al país como un lugar ideal para la explotación de fuentes de energía geotérmica.

Nicaragua tiene un enorme potencial geotérmico de al menos 1,500 -2500 megavatios, el tercero más alto de Latinoamérica. Con una capacidad instalada de 149 MW (96 MW como capacidad efectiva) Nicaragua se ubica dentro los países que más han invertido en este tipo de energía en la región y continuará aprovechando su alto potencial para la generación geotérmica gracias al avance de inversiones público privadas y al marco legal atractivo promovido por el gobierno sandinista.

Durante su presentación Martínez Tiffer explicó los logros en el índice de cobertura, la interconección eléctrica y el cambio de la matriz energética, aspectos claves desarrollados bajo la conducción del Presidente Daniel Ortega y la Vicepresidenta Rosario Murillo.

"Actualmente Nicaragua tiene un 90% de cobertura nacional y genera el 52 % ciento de su electricidad con fuentes renovables. Nuestro plan indicativo de expansión de generación proyecta en un escenario con mayor participación hidroléctrica alcanzar un 95% de generación total para el año 2030 con fuentes renovables de energía", sostuvo el funcionario nicaragüense.

Cabe destacar que la generación de este tipo de energía no sólo beneficia la economía, sino también es una contribución de Nicaragua a la lucha contra el cambio climático por la reducción de emisión de gases de efecto invernadero.

De acuerdo a lo expuesto por el Presidente Ejecutivo de ENEL el Plan Maestro Geotérmico de Nicaragua ha identificado doce áreas de interés geotérmico, ubicadas a lo largo de la cordillera volcánica del Pacífico: Volcán Cosiguina, Volcán Casita-San Cristóbal, Mombacho, Caldera de Apoyo, Caldera de Masaya, Managua-Chiltepe, Volcán Telica-El Ñajo, San Jacinto-Tizate, El Hoyo-Monte Galán, Volcán Momotombo, Tipitapa y la Isla de Ometepe.

"Se sigue avanzando en la geotermia en Nicaragua. Tenemos dos campos geotérmicos en explotación: Momotombo y San Jacinto Tizate, siete listos para ser explorados (inicio de perforaciones), que son Cosigüina, Casitas-San Cristóbal, Hoyo-Monte Galán, Caldera de Masaya, Caldera de Apoyo, Parte Sur del Volcán Mombacho y Península de Chiltepe.", mencionó Martínez Tiffer en Alemania, quien además ha conversado con representantes de instituciones académicas científicas relacionadas a la Geotermia.