Solamente con un cambio de actitud al momento que conducimos y caminemos en las calles y vías, será posible reducir la alta accidentalidad que se registra en el país, lo que está dejando luto y dolor en las familias.

Esa y otras reflexiones fueron escuchadas durante una capacitación brindada por la Dirección de Tránsito Nacional a decenas de motociclistas, que reconocieron hay mucha temeridad y violaciones a las leyes viales por parte de muchos conductores.

Durante el seminario se recordó a los conductores los principales artículos de la Ley de Tránsito, pero se insistió que debemos asumir actitudes de prevención al momento de recorrer las calles y vías.

“Es importante porque hay que concientizar al conductor a no solamente manejar, sino conducirse en las vías, respetar las señales de tránsito y siempre tomar en cuenta que la vida del ser humano no se repone como una moto, como un repuesto, la vida es una y debemos de cuidarla”, dijo Erick Prado.

Añadió que los diferentes seminarios que le han brindado, le han ayudado a reflexionar a no incumplir las leyes de tránsito, lo que le ha ayudado a preservar su vida y no ser multado.

“Las capacitaciones no educan más sobre la ley, de la manera de conducir para nuestra seguridad y para la del peatón también, por eso pedimos también que otros conductores acaten las normativas que da la policía y las leyes de tránsito, que nos pongamos los cascos y que nos respeten los otros medios de transporte”, mencionó Antonio Mena.

Luego de concluido el seminario el Jefe de Tránsito Nacional, Comisionado General Roberto González Kraudy, brindó el mensaje de reflexión a los motociclistas y entregó cascos en reconocimiento a aquellos que durante más de un año no han sido multados, lo que significa que han respetado las leyes.