Según informaron las autoridades, el Banco tendrá la capacidad para procesar  entre 30 y 40 litros de leche por día, ampliándose posteriormente a los 100 litros de leche diarios. Con ello se beneficiarán a 2 mil 500 neonatos por año.

El Banco de Leche fue producto de la cooperación técnica entre la República Federativa del Brasil y el Gobierno de Nicaragua. El monto invertido fue aproximadamente de 100 mil dólares.

En un recorrido por el interior del Banco, las autoridades de salud mostraron los modernos equipos que se utilizarán para la extracción, almacenamiento y procesamiento de la leche materna.

Sonia Galiza, especialista proveniente de Brasil que capacitó al equipo nicaragüense que atenderá en el Banco de Leche, explicó que en el Banco se procesará la leche humana para que esta salga con  una calidad que ha sido certificada por la Red Brasileña de Bancos de Leche.

“Acá  las personas fueron entrenadas para trabajar con la mujer, trabajar con  la madre para ser mayor donación de la leche humana”, indicó Galiza, agregando que la leche humana pasteurizada podría durar hasta 6 meses.

Por su parte el Embajador de Brasil, Señor Luiz Felipe Mendoça, señaló que el Banco de Leche era una necesidad para  apoyar la alimentación de los niños recién nacidos, sobre todo para  contribuir a disminuir la tasa de mortalidad infantil.

Indicó que los equipos donados son instrumentos de pasteurización, enfriamiento y toda una serie de equipos  que Brasil donó para transformar ese proyecto en realidad.

El doctor Elías Guevara, viceministro del Ministerio de Salud, indicó que el Banco de Leche, va a permitir brindarle la atención en alimentación durante los  primeros días de un recién nacido, fundamentalmente a los niños prematuros, cuyas madres tienen dificultad para alimentarlos con leche materna.

Guevara agradeció la cooperación de la República Federativa de Brasil que contribuyó  con el Banco y la capacitación del  personal que garantizará día a día la mayor calidad de la leche materna.

En el acto de inauguración  participaron autoridades del MINSA, personal de salud y madres con sus recién nacidos.