Con un voto unánime, diputados y diputadas de la Asamblea Nacional, aprobaron este miércoles el decreto para el financiamiento del Proyecto de Desarrollo Sostenible a los Medios de Vida de las Familias Rurales del Corredor Seco de Nicaragua (NicaVida).

El diputado sandinista, José Figueroa, explicó que este programa NicaVida consiste en fortalecer las capacidades de las familias y comunidades del corredor seco, para que, en base a los activos que tienen, indentificar una ruta de desarrollo.

NicaVida tendrá un impacto en el corredor seco de Nicaragua, incluyendo ocho departamentos (Madriz, Nueva Segovia, Estelí, Matagalpa, Boaco, León, Chinandega y Managua).

El período de duración del proyecto es de 6 años, y será ejecutado por el Ministerio de Economía Familiar (Mefcca), y una unidad ejecutora que va a conformar el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA).

"A las familias se les acompañará con planes de negocios, con planes de financiamiento y asesoría técnica, y de esta forma, mejorar sus ingresos", expresó Figueroa.

Detalló que son familias que viven en zonas vulnerables de nuestro país, y a quienes, con el programa NicaVida, se les enseñarán técnicas y metodologías para adaptación al cambio climático, para fortalecer la seguridad alimentaria y nutricional y mejorar el medioambiente en estas zonas.

"Es decir, es un proyecto de mucho impacto social, en unas 30 mil familias, y unas 100 mil personas serán beneficiadas de forma directa, por lo que creemos que será muy positiva su aplicación en estas zonas", manifestó.

Con NicaVida, se van a identificar a aquellas familias, comunidades o grupos organizados, como cooperativas, que tienen algunos activos que puedan potenciarse de forma organizada, planificada, con un pequeño estudio o plan de negocio.

Una vez que la Asamblea Nacional ha ratificado este proyecto NicaVida, se organizará el desembolso, y se comenzará a ejecutar a lo inmediato.

La diputada Irma Dávila, destacó que NicaVida tendrá un impacto en más de 97 mil mujeres, y los componentes que tiene este proyecto, son altamente sensibles, tomando en cuenta que vendrán a mejorar las condiciones de vida de estas familias.

"Tiene que ver con el fortalecimiento de las capacidades de las familias para trabajar, para poder transformar la parte productiva y económica, el cuido del agua, la diversificación de los cultivos", sostuvo.

Dávila valoró el esfuerzo que viene haciendo el Gobierno Sandinista, con iniciativas como estas, para apoyar a las familias que habitan en esta zona seca, para que mejoren sus condiciones.

Por su parte, el diputado Douglas Alemán, explicó que con este proyecto, se busca intervenir en el desarrollo rural de las familias de Nicaragua, con una metodología que ha sido exitosa en América Latina.

Nicavida es un proyecto financiado por el FIDA con 20 millones de dólares; 15 millones de dólares el BCIE; los protagonistas estarán aportando alrededor de 7 millones de dólares; y el Gobierno de Nicaragua, con una contrapartida de 6 millones de dólares, para una inversión total de 43.8 millones de dólares.