La Unión Europea no debería participar en la reconstrucción de Siria a menos que cambie su política hacia el país de Oriente Medio, dijo su presidente Bashar Assad.

Los países del bloque europeo respaldan a los combatientes de la oposición que causaron destrucción en Siria y "no pueden destruir y construir al mismo tiempo", señaló Assad.

En una entrevista con medios belgas, el mandatario reconoció que las declaraciones realizadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en campaña sobre la lucha contra el terrorismo eran "prometedoras" pero es demasiado pronto para "esperar nada" sobre el terreno.

La agencia de noticias estatal siria SANA publicó el martes el texto de la conversación, que se realizó en la víspera.

La guerra civil en Siria, que se adentra en su sexto año, se ha cobrado la vida de unas 300,000 personas y causó gran devastación en todo el país.

La reconstrucción del país costará unos 350,000 millones de dólares, según dijo el funcionario de la ONU, Abdula Al Dardari, en Beirut el mes pasado.