Twitter está ampliando su campaña para combatir los abusos y mensajes deintolerancia en su red social.

La compañía precisó el martes que ha comenzado a identificar a las personas a las que ya les vetó acceso debido a su comportamiento abusivo y evitará que creen cuentas nuevas.

También está creando una función de "búsqueda segura" que elimina tuits con un contenido potencialmente delicado y que retira de los resultados de búsquedas aquellos tuits procedentes de cuentas bloqueadas o silenciadas.

Los tuits ofensivos seguirán existiendo en Twitter si la gente los busca, pero no aparecerán en los resultados generales de búsqueda.

Twitter también está detectando y trasladando más abajo las respuestas potencialmente abusivas o de "baja calidad", de manera que solo las conversaciones más relevantes aparezcan primero.

Quienes busquen esas respuestas podrán hallarlas también, pero Twitter las está haciendo menos visibles en general.