Tras el trágico accidente ocurrido este martes por la mañana en la carretera Jalapa-Ocotal, en la que un niño 10 años murió arrollado por un camión mientras se dirigía en bicicleta hacia su centro escolar, junto a otro menor de 6 año, la Policía Nacional reiteró el llamado a los conductores nicaragüenses a ser más responsables al momento de movilizarse por las carreteras.

En conferencia de prensa, la Jefa de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, Comisionada Mayor Vilma Rosa González, explicó que en este suceso fue evidente la imprudencia del conductor, de nombre César Altamirano, quien realizó una maniobra de aventajamiento, provocando que el niño de 10 años perdiera el control de la bicicleta. Subrayó que sumado a ello, Altamirano hizo caso omiso a las señales de zona escolar, al reductor de velocidad y a la línea continua de la carretera.

González indicó que el niño acompañante de 6 años resultó con lesiones, mientras que Altamirano se encuentra detenido en la unidad policial de Jalapa de donde será pasado a la autoridad judicial correspondiente.

“Este tipo de hechos podemos prevenirlo. Es una familia que siente en estos momentos el dolor de la pérdida de un niño a causa de una irresponsabilidad de un conductor que no tomando todas las medidas de precaución necesarias, irrespetando las señales de tránsito, comete esta imprudencia”, manifestó.

“Hacemos como Policía Nacional un llamado a todos los conductores de buses, de camiones, de camionetas, que circulan en todo el territorio nacional, la prevención, el hacer caso a las recomendaciones que la Policía Nacional les da, a cumplir con las disposiciones que la Ley 431 y sus reformas realiza a los conductores para conducir con responsabilidad y con seguridad”, sostuvo.

La jefa policial reportó que en el kilómetro 54 de la carretera Nandaime-Granada se registró también otro accidente en la que un vehículo catapultó a una mototaxi, resultando muerta la pasajera de la misma. El conductor de la mototaxi está en estado delicado.

“Llevamos dos personas fallecidas en este día. Dos familias nicaragüenses que están de luto por la pérdida irreparable de un ser querido, de un familiar", manifestó.

González dijo que los accidentes son evitables por lo que exhortó una vez más a los conductores, pasajeros y a peatones a ser responsables para evitar este tipo de tragedias.

Recordó así mismo que la Policía está ejecutando una estrategia nacional de seguridad, donde además de la prevención de accidentes se está reforzando la vigilancia de escuelas, barrios, comunidades, el campo y los espacios públicos.