La Policía Nacional, a través del Centro de Formación Juvenil “Juventud” inauguró este lunes el año académico vocacional 2017, a través del cual se capacitará en nueve diferentes cursos técnicos a 236 jóvenes rescatados de grupos delincuenciales de Managua.

El Comisionado General Javier Dávila Rueda, Secretario General de la Jefatura de la Policía Nacional, afirmó que estos 236 jóvenes se formarán en carreras técnicas tales como mecánica, electricidad domiciliar, reparación de celulares, sastrería, manualidades, belleza y panadería y que al culminar el mismo podrán reinsertarse a la sociedad ya sea laborando para alguna empresa o institución o bien creando su propio negocio.

“Cada año la demanda es mayor, porque se ha visto el éxito de este centro y sobre todo el acompañamiento de las instituciones del Estado y la empresa privada que han hecho que el resultado final sea un hombre y una mujer integrados plenamente al empleo, socialmente y que ha logrado también conocimientos técnicos importantes”, manifestó el jefe policial.

El Comisionado General Dávila destacó las buenas experiencias que se han logrado alcanzar tras la formación de estos jóvenes, mismos que más allá de adquirir los conocimientos técnicos se encuentran estables trabajando como empleados o como emprendedores de su propia empresa.

“Estudiar en este centro es algo muy bueno, porque nos ofrecen una oportunidad que no se había visto, estudiar una carrera técnica y llevar el tercer año al mismo tiempo”, dijo Vilma Verónica Ruiz, habitante del barrio Carlos Núñez.

El joven Anderson Robleto, habitante del sector de Las Jaguitas, aseveró que al iniciar este curso se ha fijado como meta su propia superación, dado que al finalizar su preparación en mecánica automotriz pretende estudiar ingeniería mecánica.

“Esta es una oportunidad grande que se nos está dando y debemos aprovecharla al máximo, no rendirnos y llegar hasta el final de curso por nuestro futuro ser alguien en la vida”, añadió.

Dávila aseguró que la institución policial trabaja de cara a instalar y abrir dos nuevos centros de formación juvenil en las ciudades de Bluefields y Bilwi, para que jóvenes del Caribe norte y sur puedan desarrollar sus capacidades y un plan de vida sano.