El Teatro Nacional Rubén Darío, fue el escenario para rendir homenaje póstumo al Nica, Césár Meléndez (q.d.e.p.), destacado actor y cantante, originario de la Tierra de Lagos y Volcanes.

Cristina Bruno, esposa de Cesár Meléndez, se mostró contenta de la realización de este merecido homenaje al artista, un hombre que deja un gran legado artístico.

Detalló que en este homenaje, en el que participan nicaragüenses y costarricenses para seguir con el legado de hermandad y unión de pueblos, los presentes disfrutaran de un repertorio musical, poesía, y la presentación de una serie de documentales.

Cristina quien convivió 18 años con este gran artista, describió a César como un hombre con una luz y un amor para todos, un ser completo y pleno.

Cristina, quien conoció a Cesár en una obra en 1999, dijo que el trabajo de este destacado actor, él lo realizaba con pasión y amor.

Para Rush Álvarez, quien interpretó canciones como “Hoy vamos a salir”, “Te Pido Perdón”, dijo sentirse emocionado por interpretar canciones que se escribió este reconocido artista.

“Cesár es un amigo fuera de serie. Todas sus presentaciones, sus monólogos que siempre nos identificaban en alguna situación; verlo a él te reflejaba como nicaragüense y eso me motivó a venir hoy a este merecido homenaje”, expresó Pedro Pablo, quien llego junto a su familia para disfrutar de la obra.

Un gran artista y ser humano

El director del coro Laus Deo, Fabián Zamora Bolaños, dijo que Cesár, es y será un ser humano excepcional, “el respeto que él tenia por la vida era impresionante, con un gran carisma y como actor, cantante y artista, era un hombre que lograba tocar el corazón de las personas y lograba transmitir un mensaje”.

“Estamos agradecidos y conmovidos de poder compartir este merecido homenaje a Cesár Meléndez, quien nos apoyó mucho en la agrupación y nos formó, no sólo en la parte artística, sino también en valores, tolerancia, trabajo en equipo e igualdad y por supuesto que un artista debe entregar alma, vida y corazón”.

Laus Deo es una expresión latina que significa “Gloria a Dios”, como grupo es la primera vez que salen del país, y para ellos visitar a Nicaragua para participar de este homenaje los llena de mucho orgullo.

César fue un puente que unió 2 países

“Cesár es un puente que unió a 2 países, y se reflejan con sus diferentes obras, y nos deja ese mensaje de seguir trabajando por esa unidad centroamericana y particularmente entre Nicaragua y Costa Rica”, expresó el Director del Teatro Nacional Rubén Darío, Ramón Rodríguez.

César Meléndez nació un 24 de marzo de 1966 y falleció el 17 de diciembre de 2016. Inicia a los 18 años en el grupo musical “Blanco y Negro” y “Manantial”. En Costa Rica ganó el Premio Nacional de Teatro de ese país.

Este homenaje fue posible gracias al Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, la embajada de Costa Rica, el Teatro La Polea y el Teatro Nacional Rubén Darío.