La presidenta de la Corte Suprema de Justicia, magistrada Alba Luz Ramos Vanegas, inauguró este viernes 3 de febrero la nueva casa de Justicia de San Francisco Libre, municipio del departamento de Managua.

Durante su intervención la presidenta de este poder del Estado anunció que en el 2017 el Poder Judicial dará mayor impulso a su proyecto de modernización de la infraestructura, construyendo al menos una decena de nuevos edificios judiciales.

El próximo 10 de febrero se inaugurará la nueva casa de Justicia de Corinto y el 16 de este mismo mes se inaugurará el nuevo Registro Público de la Propiedad Inmueble y Mercantil de Jinotega, “que junto con cinco nuevas Salas de Audiencia completarán el nuevo Complejo Judicial de aquel departamento”, inaugurado el año pasado.

“Cerraremos el esfuerzo constructor de este año iniciando la construcción de los complejos Judiciales departamentales de Ocotal, Boaco y San Carlos Rio San Juan, más los de Acoyapa y Nueva Guinea. En este momento ya se construye el nuevo edificio del Registro Público de la Propiedad en Managua, el que estará ubicado junto a los Tribunales Laboral y de Familia”, manifestó.

La presidenta del Poder Judicial reconoció “el apoyo incondicional” del presidente Comandante Daniel Ortega, “que con su excelente administración garantiza el flujo constante del presupuesto necesario para el funcionamiento y el fortalecimiento de nuestro Poder Judicial”.

“Por nuestra parte, hemos agradecido la confianza depositada en nosotros, honrándola con una gestión administrativa-financiera ágil, eficiente y sobre todo, transparente”, finalizó la presidente de la CSJ.

En el acto inaugural, la presidenta del máximo tribunal recordó cómo era la infraestructura judicial en los años 90 y cómo el Poder Judicial ha venido construyendo, remodelando y modernizando casas de justicia y complejos judiciales departamentales.

“Con el paso de los años cada vez se vuelve más lejano el recuerdo de aquellos tiempos cuando el Poder Judicial Carecía de edificios propios y funcionaba en locales alquilados, literalmente arrimados y en algunos casos, hasta en glorietas de parques, como sucedía en Buenos Aires, Rivas”, dijo la doctora Ramos Vanegas.

La casa de justicia de San Francisco Libre está dotada de sala de audiencias, ventanillas de recepción, dos salas de testigos, bodega, área de archivos, despacho judicial, oficina y dormitorio del Defensor Público y del Facilitador Judicial.
La vivienda del judicial –situada contiguo al Despacho- cuenta con sala-comedor, dos dormitorios, cocina, servicios sanitarios, área de lavandería y áreas verdes, debidamente amueblada.