Docentes del Preescolar Byron Díaz, ubicado en el Barrio Batahola Sur, se han dispuesto a decorar con mucho cariño los salones de clase que a partir del próximo lunes albergarán a más de 200 niños y niñas quienes recibirán el pan del saber y la preparación necesaria para avanzar en las sendas de la educación.

Para los maestros, cada inicio de año representa el reencuentro con sus alumnos y en el caso de los nuevos ingresos es la oportunidad de inducir a más niños en el aprendizaje y el amor al estudio y a la patria.

“El que trabaja con niños aprende de ellos, ser maestra es una experiencia hermosa y en este nuevo año escolar estamos preparados para recibir a nuestros niños, con un ambiente limpio, bonito y seguro para que ellos se sientan como en casa”, dijo María Rugama, docente de este centro.

“Nosotros cada año trabajamos basándonos en estrategias educativas de cara a que nuestros niños desarrollen habilidades, así mismo nosotros nos esmeramos en brindarles un ambiente bonito pues eso los atrae. El niño aprende a través de la observación y por eso en pre- escolar debe haber diversidad de colores y objetos”, manifestó Ángela López, la directora.

Los padres de familia destacan que la educación inicial es fundamental en los niños y más cuando el centro de estudio cuenta con las condiciones básicas ya que las mismas propician un mejor desarrollo del intelecto y la destreza.

“Este es un buen colegio, acá les brindan a nuestros niños la oportunidad de aprender mucho, a independizarse y a tenerle amor a la patria a través del respeto a los símbolos patrios. Este colegio cada vez está más bonito y seguro y creo que eso motiva a más padres a matricularlos acá”, expresó Martha Espinoza, madre de familia.