A la campaña que desde hace varias semanas viene ejecutando el Gobierno de Nicaragua para prevenir accidentes provocados por la mala manipulación de los tanques de gas licuado, se han sumado las empresas que distribuyen este producto.

Este viernes el secretario ejecutivo del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), doctor Guillermo González, junto a los bomberos, acompañaron el esfuerzo que también están ejecutando las empresas para promover un mejor manejo de los cilindros.

 “Uno de los aspectos importantes era comprometernos conjuntamente a desarrollar una campaña nacional dirigida a todos los nicaragüenses, a las nicaragüenses, donde cada uno tenga claro en primer lugar que el gas licuado en sí no es peligroso, que el peligro comienza cuando no tenemos el conocimiento, la práctica, la habilidad para hacer un uso apropiado de los cilindros de gas”, indicó González.

En este sentido, la campaña a desarrollar por las empresas va dirigida a brindar información, a través de los diferentes medios de comunicación, sobre el buen manejo del producto.

Para dar una idea de la importancia de este trabajo, basta decir que en el país hay alrededor de 800 mil familias que usan tanques de gas para cocina, según el comandante Ramón Landero, Jefe de la Dirección General de Bomberos (DGB).

Sin embargo, eso se ve mucho más dimensionado si se toma en cuenta el uso de este producto en lugares densamente concurridos como los mercados del país. Para dar un ejemplo, en el Mercado Oriental, el más grande y caótico de Nicaragua, hay 350 comiderías donde laboran unas 2 mil personas.

Landero coincide con el secretario ejecutivo del Sinapred en que el gas licuado no es peligroso, y que por tanto los accidentes ocurren cuando no son manipulados de manera responsable.

Una de las empresas que se ha sumado a esta campaña es la Tropigas, la cual domina el 63% del mercado nacional de gas para cocinar.