En declaraciones a los medios del Poder Ciudadano Eslaquit indicó que los nicaragüenses deben demostrar en estas elecciones que "ya hemos ido aprendiendo a vivir y que nos estamos educando cada día más a vivir en una democracia para votar en total tranquilidad porque unidos somos la alegría de vivir  paz".

"Yo le suplico al Señor Jesucristo y a la Santísima Vírgen María, a Jesucristo que es el príncipe de la Paz, que todos nosotros tengamos en nuestro corazón esos sentimientos de tolerancia, esos sentimientos de tranquilidad y pongamos oídos sordos a cualquier llamado que no sea un llamado a la Paz".

Señaló que "estas elecciones consolidarán y afianzarán la Paz, la Seguridad, la Tranquilidad, el Trabajo, y un Modelo ciertamente Cristiano, que es amar a Dios por sobre todas las cosas y amar al hermano, al prójimo como a nosotros mismos", concluyó el Padre Eslaquit.

Apoya petición de la Gritería como Patrimonio de la Humanidad

El padre Eslaquit también respaldó la petición del pueblo leonés y del Obispo de ese departamento, Monseñor Bosco Vivas, realizada a la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura de la ONU (UNESCO), para que se declare la celebración de la Gritería y La Purísima como Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad.

Indicó que la petición del Obispo "no solamente es un acto de fervor, sino un acto en que se mezcla el compartir las tradiciones, las culturas, las raíces más íntimas que hay en nuestro corazón, que es la solidaridad. Vemos cómo los nicaragüenses durante tanto tiempo, nos preparamos, vamos ahorrando, para compartir con los hermanos los dulces, las gorrras... estoy totalmente de acuerdo con que el Señor Obispo, Monseñor Bosco Vivas Robelo ha liderado esta petición  junto con una gran cantidad de sacerdotes porque esta celebración de la Purísima es Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y debe introducirse ante la UNESCO esa feliz idea del comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, para introducirla ante el organismo respectivo. para que esa gran tradición de la Purísima Concepción de María, que implica, en lo fundamental el Amor a la Madre de Nuestro Señor Jesucristo; significa también la Solidaridad, las tradiciones principales, con su compartir; esto merece que sea reconocido en todo el mundo como un Patrimonio Intangible de la Humanidad", dijo Eslaquit.