El doctor Santos Ortiz, Epidemiólogo del Centro de Salud de Villa Libertad, refirió esta mañana que la principal acción para evitar enfermedades en el hogar es garantizando la limpieza de los mismos, ya que es precisamente en los patios donde muchas veces se almacena agua en recipientes viejos.

Durante la visita de los brigadistas del Ministerio de Salud (MINSA) al barrio Villa Fraternidad se logró intervenir en el ciclo de vida de los mosquitos a través de la fumigación, permitiendo así que cada vez sean menos las personas afectadas por Dengue, Zika y Chikungunya.

“Ahorita estamos en una de las épocas secas del año razón por la que muchas familias acostumbran regar el patio de sus casas y jardines por eso siempre encontramos en las viviendas algunos recipientes viejos llenos de agua y eso predispone criaderos en las viviendas por eso es que a veces los mosquitos proliferan” manifestó.

“Lo más recomendable es que la población haga una vez por semana un recorrido por los patios de las casas para descartar cualquier posible foco de mosquitos, así mismo instamos a las familias a no desechar el abate que nuestros brigadistas les dejan, pues esa sustancia tiene una vida útil de dos meses, así mismo deben de permitirnos fumigar sus casas para acabar con todo el ciclo de los vectores” añadió.

Ante la constante labor preventiva del Minsa, las familias han adoptado nuevos hábitos en el hogar, sumado al trabajo de fumigación que realizan una vez por semana y que contribuye a que en los barrios no se aumenten los registros de cuadros febriles y afectados por el Dengue, Zika y Chikungunya.

“Siempre estamos pendientes de que en la casa no haya zancudos porque tenemos un niño, así mismo me parece excelente que estén fumigando cada semana porque de esa manera no damos lugar a que los mosquitos se reproduzcan. Siempre hay que estar atentos para que no se presentes epidemias” dijo Yohana Sánchez.

“Gracias a Dios en la casa nadie se ha enfermado a causa de los mosquitos y creo que se debe a que siempre estamos limpiando y haciendo caso a los médicos, es bueno que fumiguen las casas porque a veces los vecinos tienen calaches viejos donde se crían los vectores y con la fumigación evitamos que los mosquitos del vecino afecten toda la comunidad” concluyó Ramón Castillo.