El doctor Benito Flores, director del Centro de Salud Silvio Ferrufino del distrito seis de Managua, explicó que la lucha anti epidémica continua con fuerza.

"Nosotros no hemos bajado la guardia, esto es algo constante haciéndole la lucha al vector con el objetivo es de disminuir el dengue, el chikungunya y zika".

"Con la fumigación pretendemos eliminar a la fase adulta que ya salió de los depósitos que salieron de los criaderos por eso le decimos a la población que destruya depósitos en los patios de sus casas porque es ahí donde él se reproduce y es ahí donde nosotros tenemos que incidir y eliminar".

El barrio Oswaldo Manzanares tiene 1,200 casas que fueron visitadas.

La señora Mirna Saucedo, manifestó tras salir de su vivienda para que la fumigaran: "acá vienen bastante seguido y nosotros dejamos que entren porque ese humo mata el zancudo".

"Acá se recoge la basura y la ponemos afuera para cuando pase el camión se la lleve y no mantenemos agua empozada porque ahí pone sus huevos el zancudo", agregó Saucedo.

Por su parte, el señor Mario Dávila dijo: "hay pocos zancudos, en invierno fue horrible esto y acá varias en varias casas se enfermó la gente".

Resaltó que "Hay vecinos que no abren las puertas, eso es malo porque yo las abro y ellos no entonces en sus casas está el zancudo y se cruza a la mía, hago el llamado que sean responsables porque es por el bien de todos que anda el Minsa fumigando".