Managua es una ciudad bastante dispersa, de tal forma que los especialistas en ingeniería y arquitectura proponen aprovechar más los espacios y empezar a construir edificios habitacionales de altura.

En declaraciones a Tu Nueva Radio Ya, Carlos Fernández, presidente de la Asociación Nicaragüense de Ingenieros y Arquitectos (ANIA), afirmó que en Nicaragua ya se está perdiendo el miedo a las construcciones verticales, pero que hay que dar un paso más allá de lo que se ha hecho a la fecha.

El experto, manifestó que muchos de los edificios habitacionales existentes en la ciudad capital están centrados en una clase pudiente, de ahí que el reto es construirlos para los dos sectores antes mencionados.

“Indudablemente se ha avanzado mucho, diría yo. Vemos edificios por todos lados. Ya en Nicaragua se está perdiendo bastante el miedo a las construcciones de altura. Ahora vemos muchos hoteles, muchos edificios habitacionales que no son todavía para clase media ni clase baja, sino que son todavía para una clase más pudiente. Sin embargo, esos edificios multihabitacionales de altura pueden construirse para la clase media, pueden construirse para viviendas populares también”, explicó Fernández.

Con ello se lograría una mayor densificación de Managua, una optimización de espacios y un mayor aprovechamiento de los recursos.

“Managua está muy dispersa. Es cierto que tenemos un problema sísmico en Managua, sí, pero también Japón lo tiene, también México lo tiene, también Chile lo tiene”, enfatizó el especialista.

Estas declaraciones las brindó Fernández durante el lanzamiento del Primer Congreso Internacional de Ingeniería, el cual se llevará a cabo en el Centro de Convenciones Crowne Plaza, entre el 23 y el 25 de marzo.

En ese evento se esperan unos 300 participantes, entre panelistas, profesionales y estudiantes; y tiene como objetivo dar a conocer las innovaciones en ingeniería y arquitectura de cara a la Nicaragua del futuro.