La fumigación domiciliar es una acción que a diario realiza el Ministerio de Salud (MINSA) en los barrios capitalinos y este lunes las viviendas del barrio Nueva Libia ubicadas en el distrito IV recibieron la visita de los brigadistas, quienes rosearon cipermetrina el interior de las mismas, de tal manera que los mosquitos en su etapa adulta quedaran totalmente eliminados, evitando de esta manera que los mismos transmitan las enfermedades como Dengue, Zika y Chikungunya.

Con mucha disposición los habitantes de la zona permiten que los brigadistas realizasen las labores preventivas, comportamiento que ha permitido que hasta la fecha no se reporten personas afectadas por dichas enfermedades.

“Siempre debemos evitar que las enfermedades lleguen a nuestras casas y la mejor manera de hacerlo es garantizando que la fumigación sea realizada, la verdad es que la fumigación elimina los zancudos y otros insectos por eso es bueno que colaboremos” dijo Julián Téllez.

“La fumigación me parece una perfecta acción además de la limpieza que realizamos nosotros, gracias a Dios aquí no he escuchado de gente enferma y eso es bueno porque demuestra que cada uno de nosotros hemos tomado conciencia de la importancia que tiene prevenir los criaderos de zancudos” manifestó Mercedes Briones.

El modelo de responsabilidad compartida ha generado efectos positivos en las comunidades sobre todo en la eliminación de botaderos en los predios baldíos, reduciendo de esta manera las condiciones propicias para los focos de enfermedades.

“La salud está en nuestras manos y sino mantenemos limpia la comunidad nos estamos exponiendo, por eso este vecindario siempre ha puesto su voluntad para que nuestras calles permanezcan limpias, al igual que las casas, donde mantenemos tapada el agua, barremos los patios, sacamos la basura para que el camión recolector se la lleve y no botamos el abate que nos deposita el Minsa en las pilas y barriles” concluyó María Justina Flores.