Air France impidió que 15 pasajeros procedentes de países de mayoría musulmana viajaran a Estados Unidos, donde las autoridades les habrían negado la entrada tras la entrada en vigor de la orden presidencial antinmigración de Donald Trump.

La aerolínea francesa fue informada el sábado sobre las nuevas restricciones impuestas por las autoridades estadounidenses y no tuvo más opción que impedir que los pasajeros embarcaran en vuelos que iban a Estados Unidos, explicó en un comunicado.

Los pasajeros fueron devueltos al punto de partida de sus viajes o recibieron otro tipo de atenciones, explicó una vocera de Air France el lunes. No se proporcionaron los nombres de los pasajeros, ni sus nacionalidades u otros detalles.

En un primer momento, Air France dijo que esta decisión había afectado a 21 pasajeros, pero más tarde revisó su conteo a la baja.

Los pasajeros eran ciudadanos de las siete naciones de mayoría musulmana afectadas por el decreto presidencial de Trump: Irak, Siria, Irán, Sudán, Libia, Somalia y Yemen.

Refugiados se ven afectados en vuelo con Swiss

Asimismo, dos grupos de refugiados que tenían un vuelo previsto desde Zúrich a Estados Unidos con la aerolínea Swiss también se vieron afectados por el veto.

Uno de los grupos, formado por 15 personas, tenía que haber volado el sábado pasado desde Nairobi a Estados Unidos vía Zúrich, dijo a Efe la portavoz de Swiss, Sonja Ptassek.

El segundo grupo, compuesto por 20 personas, tenía que haber hecho la misma ruta hoy lunes, agregó.

Además, el sábado una persona procedente de uno de los siete países vetados por Trump viajó con la aerolínea desde Ginebra a Nueva York pero tuvo que regresar a Suiza, indicó la portavoz.

En ese caso, la aerolínea se hizo cargo de los costes del vuelo de regreso, explicó.

La persona consiguió volar a Nueva York porque tenía los documentos en regla y aún no habían trascendido las especificaciones del veto de Trump.

En cuanto a los dos grupos de refugiados, las autoridades relevantes y Swiss pudieron cancelar "a tiempo" su traslado a Estados Unidos antes de que llegaran a Zúrich desde Nairobi, dijo la fuente.

Según la portavoz, de momento "el impacto del veto es muy limitado" para la aerolínea filial de la alemana Lufthansa.

Lufthansa reubica personal

Por otro lado, Lufthansa rehízo su plan de trabajo y reubicó en otras rutas a los miembros de sus tripulaciones afectados por el veto, informó hoy la aerolínea alemana.

"Tenemos miembros de tripulación que se ven afectados por el cambio", admitió un portavoz de la compañía, que no pudo ofrecer números concretos, según publicó el diario "Die Welt".

Por la prohibición temporal de entrar en Estados Unidos también se han visto afectados pasajeros de la aerolínea, aunque la cifra es muy pequeña, agregó el portavoz.

Es el caso de un grupo de refugiados que una organización humanitaria no pudo trasladar a EE.UU. vía Fráncfort, el principal aeropuerto alemán.

Para los viajeros que ya no pueden entrar en territorio estadounidense, la compañía aérea ofrece la posibilidad de cambios de billete sin penalizaciones.

Las pérdidas que supondrá para la aerolínea todavía no han sido cuantificadas.