La comunidad católica del departamento de Masaya se dio cita en la Iglesia el Calvario para ser partícipes de la tradicional Procesión de Cristo Rey, siendo una tradición de vieja data en este departamento, la cual se realiza el último fin de semana del mes de enero, acto religioso que tiene un significado muy profundo para la iglesia católica la cual se identifica por ser peregrina.

Al encuentro cristiano – católico acudió su eminencia cardenalicia Leopoldo Brenes, quien se hizo acompañar de los sacerdotes, religiosas y feligreses del departamento de Masaya, con quienes pidió la intercesión de Jesucristo en cada una de las tareas a realizar este año.

“Esta tarde hemos vivido una experiencia hermosa, desde nuestro templo parroquial el Calvario hemos caminado con Jesús, no con un pueblo lleno de curiosidad sino un pueblo lleno de fe, un pueblo que hace viva la impresión del Papa Francisco en su carta a la comisión para América Latina, en la que evoca a la piedad popular ejercida por los fieles junto a sus pastores, bajo la guía del Espíritu Santo pidiendo un encuentro intimo con Jesús” manifestó el Cardenal Brenes.

La caminata finalizó en el parque central, junto a la Iglesia la Asunción, donde se realizó una misa campal en la que se reafirmó la fe y el compromiso de la evangelización, la cual permite un contacto directo con Dios.

“La misión nuestra es dar a conocer el nombre de Jesucristo, al mismo tiempo estamos encomendando nuestros proyectos pastorales a realizar en cada una de las parroquias de Masaya y este año cómo Arquidiócesis nos preparamos para el segundo sínodo de nuestra Arquidiócesis, así mismo le estamos pidiendo a Jesucristo la bendición para nuestra ciudad y sus municipios” refirió el Párroco Bismarck Conde, Iglesia la Asunción.

Los fieles católicos con mucho entusiasmo caminaron por más de una hora por las calles de la cuna del folclore entonando cantos y oraciones para que este año en el que se realiza el sínodo, puedan estar más cerca de Jesucristo y cumplir con las santas escrituras.

“Es un gozo poder ir en busca del encuentro con el señor Jesucristo y como ministros de la eucaristía siempre buscamos cómo ir al frente de la evangelización, Jesucristo es para nosotros la luz del mundo y sabemos que él es quien murió por nuestra salvación” dijo Martha Calderón.

“Para los católicos es importante fomentar el amor a Jesús sacramentado, quien es muy importante en nuestras vidas porque representa la vida, la fe y la oportunidad de poder compartir con él las cosas preciosas que nos ha prometido en su palabra” concluyó Wilfredo Samuria.