Tremendamente sorprendido por el afecto que le mostraron los nicaragüenses, Félix “Tito” Trinidad partió del país rumbo a su patria natal Puerto Rico, con la promesa de regresar y reencontrarse junto a su familia, con el pueblo al que se lleva en el corazón.

El tricampeón mundial, miembro del International Boxing Hall of Fame desde el año 2014, afirmó que lo más pronto posible regresará para repetir la experiencia tan grata acompañado de sus seres queridos.

"Hoy me marcho para Puerto Rico, tengo allá a mis hijas, mi mamá, mi familia, pero espero en el nombre de Dios volver lo más pronto posible que se pueda para estar aquí con ustedes en Nicaragua nuevamente. Voy a estar con ustedes acá con mis hijas con mi mamá y si tengo algunos familiares más los traigo también, porque vamos a pasar unos días tremendos como lo he pasado en estos días”, señaló.

El expugilista aseguró haber logrado su meta de pasarla bien en el país latinoamericano que guarda tanto aprecio por Puerto Rico y de paso, haber hecho que los nicaragüenses se sintieran alegres con su presencia.

Su esposa Sharon, coincidió con el deseo de Trinidad y logró manifestar también la voluntad de regresar al país centroamericano.

“La pasamos muy bien y esperamos regresar muy prontito. La verdad que la pasamos muy bien, toda persona que nos recibió del evento, la pasamos muy bien y esperamos estar prontito aquí, de verdad que sí”, dijo.

Daniel Ortega, un hombre humilde

En ese orden, extendió el saludo al Comandante Daniel Ortega Saavedra y a Maurice Ortega Murillo, su hijo, en quienes reconoció grandes cualidades humanas. Sobre el Comandante Daniel, Tito refirió su agrado por haber encontrado un hombre verdaderamente humilde.

“Tengo que enviarle un saludo bien afectuoso al Presidente Daniel Ortega, muchas gracias. Maurice, su hijo, gracias. Cuando llegué aquí al aeropuerto de Nicaragua él me recibió, me habló de gran manera, me daba la bienvenida, de parte de él, de parte de su Papá. Gracias Daniel Ortega, gracias Maurice, Dios los bendiga mucho y que sigan trabajando duro por el deporte aquí en Nicaragua y que sigan siendo los seres humanos que son. Daniel Ortega, un hombre humilde de verdad, yo lo pude comprobar ayer. Quería conocerlo y cuando lo conocí, sinceramente la humildad fue increíble”, señaló.

Canto de vida y esperanza

A la vez, reseñó el sentimiento que le causó el haber sido considerado por el Comandante como uno de los cantos de vida y esperanza de los que el poeta nicaragüense Rubén Darío describía en sus versos.

Trinidad señaló que esa calificación en particular le recuerda a su filosofía de vida de cuidar su cuerpo para alcanzar los 100 años de vida.

“Tengo 44 años de edad, los cumplí en este mes de enero. Enero 10 de 1973 es mi fecha de nacimiento. Y lo que comparto con mis amistades, mi esposa es que quiero que Dios me permita llegar a los 100 años, faltan 56 ¡El tiempo corre rápido! Pero al Daniel Ortega estar leyendo en las tres líneas que estuvo leyendo y dice el pensamiento de Rubén Darío: Yo de verdad que dije: ¡Wow¡ Daniel Ortega está confirmando lo que yo pensaba”, dijo.

Recuerda gesto de Clemente

Antes de partir, Tito Trinidad recordó el noble gesto del beisbolista Roberto Clemente, que falleciera en un accidente aéreo cuando traía al país un donativo al pueblo nicaragüense que había sido azotado por un terrible terremoto.

“Yo con el amor del mundo, me da un placer ser puertorriqueño como él. Me gusta ayudar, tengo ese corazón tremendo para ayudar, no solamente aquí en Nicaragua, donde quiera que me paro, quiero dar de mí al todo el que se me presente, a todo el que me pida una ayuda, a todo el que me de la mano, al que me dé un abrazo, no tengo temor de nada porque Dios está conmigo”, sostuvo.

Ganaría ante Golovkin y otros grandes

Finalmente al consultarle su opinión sobre un hipotético combate con el boxeador de Kazajistán Gennady Golovkin y otros grandes como el filipino Manny Pacquiao y Floyd Mayweather Jr., el boricua aseguró resultar ganador en cualquiera de ellos gracias a su constancia, puntería y fuerte convicción de seguir adelante.

“De verdad que hubiese sido un gran combate (contra Golovkin). Definitivamente porque tiene su estatura, porque tiene su pegada, Golovkin ha mejorado mucho su boxeo, pero estoy seguro de que yo, de verdad, quiero ser sincero, y estoy seguro que Golovkin no hubiera llegado a un round 8 conmigo, de tú a tú ahí. A él le gusta la pelea, le gusta pelear, es fuerte, pero estoy seguro que me hubiese impuesto bastante rápido en la pelea”, aseveró.

Trinidad recordó que un día como hoy, pero en 1994, estaría saliendo victorioso en su primer pelea contra Héctor “El Macho” Camacho, evento que significaría el despegue de la carrera boxística del puertorriqueño.