El presidente de Rusia, Vladímir Putin y su homólogo estadounidense, Donald Trump, han mantenido su primera conversación telefónica tras la investidura de éste último.

Ambos mandatarios han mostrado su intención de estabilizar y desarrollar las relaciones bilaterales sobre una base constructiva, equitativa y mutuamente beneficiosa, reza un comunicado oficial en la página web del Kremlin.

"Coordinación real"

Ambos presidentes destacaron la importancia del "restablecimiento de los lazos comerciales y económicos mutuamente beneficiosos" entre los sectores empresariales de ambos países y abogaron por:

- Articular "una coordinación real" de las acciones rusas y estadounidenses con el objetivo de acabar con el Estado Islámico y otros grupos terroristas en Siria.

- Cooperar en el ámbito internacional, en concreto en cuestiones como la lucha contra el terrorismo, Oriente Medio, la resolución del conflicto árabe-israelí, la estabilidad estratégica y la no proliferación, el programa nuclear de Irán y la situación de la península coreana.

Donald Trump deseó "felicidad y prosperidad" al pueblo ruso y evocó la "afinidad" que une a los estadounidenses con los ciudadanos de Rusia, a lo que Putin respondió afirmando que los rusos albergan "los mismos sentimientos" en relación al pueblo estadounidense.