La Corte Suprema de Justicia (CSJ) presentó este jueves el estudio nacional sobre la violencia a la mujer adulta, adolescente y niña: un enfoque médico-legal integral, analizando por primera vez el impacto para la medicina legal, para la sociedad y para el Estado.

La Presidenta de la CSJ, Alba Luz Ramos, explicó que este esfuerzo fue impulsado el Instituto de Medicina Legal.

“Este estudio es el primero en su género en Nicaragua que analiza la violencia hacia la mujer desde una perspectiva médico legal, en un universo de 63 mil 586 mujeres a las cuales se les realizaron 90 mil 830 peritajes en el periodo comprendido del 2013 al año 2015”.

“Este estudio surge de la necesidad de ahondar en el fenómeno de la violencia hacia las mujeres adultas, adolescentes y niñas, así como su impacto para la medicina legal y la justicia en Nicaragua”.

Las pericias en el estudio fueron analizadas por médicos, psicólogos y psiquiatras. Lesiones psíquicas, violencia intrafamiliar, delitos contra la libertad y la integridad sexual y delitos contra la vida, fueron los delitos investigados.

"Sabemos que la violencia en todas sus formas es un problema multi causal y sumamente complejo que afecta la integridad física y mental de muchas mujeres adolescentes y niñas".

Resultados del estudio

El doctor Sacarías Duarte, director del Instituto de Medicina Legal, fue el encargado de presentar el estudio.

Durante su ponencia detalló que la principal víctima de violencia en Nicaragua sigue siendo la mujer.

El delito que generó la mayor demanda de servicios médico legales fue el de lesiones físicas, seguido de lesiones psíquicas, violencia intrafamiliar, delitos sexuales.

El delito que más se investiga es el de violencia intrafamiliar.

El mayor número de pericias medico legales son en Managua, le sigue el occidente del país.

Los niveles más bajos se presentaron en la Costa Caribe.

La violencia se ejerce principalmente en mujeres adultas, mayores de 18 años, le sigue el grupo de las niñas menores de 13 años y en tercer lugar las adolescentes que tienen 13 años cumplidos hasta 17 años.

Con respecto al nivel de escolaridad de las víctimas, el 42 por ciento son mujeres con nivel escolar de secundaria y en segundo lugar primaria.

En cuanto a la ocupación el 34% son amas de casas y en segundo lugar estudiantes. Hubo un descenso de pericias médico legales en el 2015 en relación al delito de violencia intrafamiliar.

En el 2015 se dio un aumento de delitos contra la vida. Con respecto al agresor del delito de lesiones físicas en el 81% el agresor era conocido de la víctima.

Las lesiones producidas por arma blanca y armas de fuego presentan registros bajos.