El día 21 de enero de 2017 se conmemoró, en la Casa de la Solidaridad en Estocolmo, el 150 aniversario del natalicio de Darío, lugar al que asistieron nicaragüenses así como miembros de la solidaridad sueca y latina.

La actividad fue promovida y organizada por la Embajada de Nicaragua en Suecia, Sociedad de Amistad Suecia- Nicaragua y Café Utopía.

La actividad fue inaugurada por el compañero nicaragüense Leonte Salgado, Presidente del capítulo Estocolmo de la Sociedad de Amistad Suecia Nicaragua, quien expresó la satisfacción de ver la asistencia al evento y sobretodo la repuesta positiva de los artistas, asegurando su participación voluntaria en el recital de música y poemas.

La compañera Embajadora Verónica Rojas, expuso sobre las inquietudes sociales y económicas relacionadas a su patria que se encuentran en la obra de Darío, señalando particularmente el libro que recoge las crónicas que hizo en su viaje a Nicaragua en 1907 y que se llama “Viaje a Nicaragua e Intermezzo Tropical”.

En esta obra se refleja la fe que Darío tiene en [email protected] nicaragüenses. La embajadora Rojas hizo una vinculación entre la sociedad y pensamiento del 1907 que vivió Darío con la realidad actual, refiriéndose a que en nuestra patria se inicia un nuevo período, bajo el liderazgo del compañero Daniel y la compañera Rosario, en el que la sociedad nicaragüense se yergue segura, a pesar de las condiciones internacionales, ratificando su vocación de vivir en Paz y unidad para continuar con la construcción de un futuro cercano cada vez con mayor bienestar.

La noche fue un derroche de reconocimiento a la obra de Darío en la que los artistas que acudieron a la convocatoria, tanto nicaragüenses como latinos, dieron su aporte musicalizando dos poemas: Caupolicán por el dúo Pepe y Mary, Otoño por el nica Porfirio Zúñiga.

Declamando poemas de su autoría y de Rubén los compañeros Valeriano Dinamarca, Cecilia Rojas ambos de solidaridad latina, los nicaragüenses José Luis Pineda, Ajax Zeledón. El baile folclórico se hizo presente con nuestra bailarina Teresa Jiménez.

Fue un espacio para que los y las nicaragüenses externáramos el orgullo de ser coterráneos de Darío y compartiéramos con latinos y suecos que nos acompañaron en toda la actividad. Además se degustó gastronomía nicaragüense, hubo nacatamales.

También fue reconocida y premiada la espontaneidad de los nicas de participar a través de la participación del compañero José Luis Pineda.

De esta forma dando repuesta viva al pensamiento de Darío quién dijo en el 1907 “que estábamos consolidándonos como nación y modernizándonos como país”, hoy podemos ese proceso lo iniciamos hace casi 38 años y a pesar del período de estancamiento y retroceso del avance social y económico que vivimos del 90 al 2006, EN ESTA NUEVA FASE bajo el liderazgo del Comandante Daniel llevamos 10 años de modernización y vamos SIEMPRE ADELANTE.