Las obras de reparación y mejoramiento de los colegios públicos para el regreso a clases siguen avanzando.

Tras un recorrido por el colegio público Rigoberto López Pérez, se logró ver que se están llevando a cabo trabajos de reparación de baños, pintura y sistema eléctrico para que los más de tres mil estudiantes reciban clases en mejores condiciones.

"Tenemos la intervención de infraestructura del Mined donde están apoyando a todos los colegios donde hay la necesidad de arreglar la batería de los baños, se están instalando inodoros nuevos, rehabilitando los lava manos, el sistema eléctrico, 155 pupitres que se dañaron el año pasado, tuberías, puertas de baños, cambio de bujías", detalló su director, Róger Salgado.

"Todo esto es tratando de crear un ambiente digno, agradable para que los muchachos se sientan bien durante el regreso a clases", enfatizó.

Matrículas continúan

"Nosotros no hemos cerrado las puertas a ningún alumno, a los padres de familia se les está atendiendo en los turnos matutinos, vespertino, sabatino y dominical".

"En esta semana se han hecho los exámenes de reparación de matemática, lengua extranjera y ciencias naturales, previo hubo un reforzamiento escolar donde unos doscientos alumnos se atendieron tanto en primaria y secundaria".

Unos 3 mil 200 alumnos es la meta para este centro de estudios, proyección que está por alcanzarse.

La señora Felicia Ortiz, madre de familia comentó "Ando buscando matrícula para tres niñas de segundo grado, tercero y quinto, es primera vez que vengo y lo elegí porque me queda cerca y buscó lo mejor para ellas".

Asimismo, la señora Ana Julia Pérez, dijo "Mi hijo estaba reparando español y este año va para cuarto año si Dios lo permite y la atención aquí siempre la he tenido desde preescolar".