Un total de 116 documentos de propiedad entre urbanos y rurales fueron entregados este miércoles a las familias de los barrios y comunidades del distrito V, quienes por más de veinte años habitaron sus hogares sin contar con documento alguno que los acreditase como dueños de lo que con mucho esfuerzo han construido para sus hijos, lo cual en reiteradas ocasiones provocó incertidumbre y temor.

Sin embargo, la disposición del gobierno de entregar títulos a las familias ha traído consigo felicidad a los protagonistas, quienes destacan que a partir de hoy sus viviendas adquieren mayor plusvalía, pero sobre todo cuentan con la plena seguridad de que no serán despojados del pedacito de tierra donde han fortalecido su núcleo familiar.

“Ahora me siento con más derechos en mi propiedad ya no voy a estar pensando que en cualquier momento me viene a sacar. Me siento muy contento gracias al gobierno. Tengo veinte años de estar habitando este lugar y nunca nadie se interesó por brindarnos seguridad jurídica, solo este gobierno lo está haciendo de manera gratuita y ágil” refirió Julio Sosa.

“Las casas son un sitio sagrado para la familia y nosotros con mucho esfuerzo la hemos venido construyendo para no andar alquilando o pidiendo posada. Ahora que ya tenemos el título de propiedad nos sentimos más respaldados porque tengo algo para dejarle a mis hijos cuando muera” expresó Estanislada López.

El personal de la Intendencia de la Propiedad junto a promotores solidarios llega hasta las viviendas de los protagonistas para efectuar la entrega del documento, acción que gusta mucho a las familias.

“Estoy agradecida con el gobierno porque gracias a él mis seis hijos van a poder disfrutar de su casa, nadie me los va a venir a sacar y ahora con más seguridad vamos a seguir construyendo nuestro patrimonio. Además la casa tiene más valor pues un título es la garantía de que una propiedad cuenta con un solo propietario” concluyó Rosa Adilia Castillo.