Los colegios públicos de la capital desde ya se están preparando, para recibir en condiciones dignas a los estudiantes que iniciaran un nuevo año lectivo 2017. En el Colegio Miguel Bonilla, se están realizando labores de pintura en todo el centro, se cambió la batería sanitaria, y se está trabajando en el inventario para la reparación de pupitres.

“Nosotros les estamos dando todas las condiciones para el regreso a clase de los muchachos y muchachas con un ambiente digo, se pinto todo el centro escolar, se cambio la batería sanitaria, y se están trabajando en el inventario para la reparación de pupitres”, expresó Mercedes Amelia Prado del Colegio Miguel Bonilla.

En este colegio se logró constatar que el proceso de matricula avanza a buen ritmo; el turno más solicitado es el turno de la mañana. De igual forma los estudiantes llegaron muy temprano a realizar su examen de reparación.

Hay que destacara que lo estudiantes que reprobaron alguna materia, participaron del reforzamiento escolar, y trabajaron con una guía elaborada por los docentes, elementos que les servirá a la hora de resolver su examen de admisión.

Una vez que el estudiante aprueba su materia, ya sea en Lengua y Literatura, Historia y Matemática, el maestro le entrega su esquelita y pasa a matricularse.

Este centro que cuenta con una matrícula de 2 mil 500 estudiantes en las modalidades de primaria y secundaria. Sábado y nocturno en la secundaria a distancia.

“Me siento alegre y contento, y sé que voy a pasar el examen de Lengua y Literatura, me prepare lo suficiente. Este año pretendo estudiar más para no dejar ninguna clase”, dijo el estudiante Justin Blandón.

“Estudié mucho para pasar mi examen de reparación y poder pasar a mi segundo año. Lo que me propuse fue estudiar en los días de vacaciones y si logro aprobar mi meta es esforzarme más por no dejar ninguna clase”, finalizó Fiorela Martínez.