Dos importantes préstamos fueron dictaminados por la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional esta mañana.

Uno de ellos es se refiere a un proyecto de electrificación en el Caribe Sur y el otro que impactará en la calidad de vida de las familias que habitan en el corredor seco de Nicaragua y entre ambos se destinarán 51.8 millones de dólares para contribuir al bienestar y el desarrollo de los nicaragüenses habitantes de estas regiones.

El primer proyecto que asciende a más de 30 millones de dólares y que será financiado por el Eximbank de la India, sustituirá 300 kilometros de red eléctrica, incluyendo las subestaciones La Gateada y La Esperanza de más de 40 años de antigüedad que se encuentran en muy malas de condiciones.

Una vez implementado por ENATREL, se logrará un ahorro de 20% en la pérdida de la transmisión eléctrica y se obtendrá mayor capacidad en esta zona.

“Es cambiarle la vida a más de 13 mil quinientas familias de ciudades como El Rama y otras ciudades aledañas. Y también electrificar un poco más de 138 comunidades en la región Autónoma del Atlántico Sur que desgraciadamente hoy todavía no tienen electricidad en sus hogares y como consecuencia de éste préstamo, vamos a llevar la energía a esos lugares”, expuso Wálmaro Gutiérrez, presidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional

A su vez, el legislador Douglas Alemán, manifestó que la las subestaciones alcanzarán una capacidad de 138 Kilovatios.

“Es un proyecto para el tema de la energía eléctrica principalmente de la zona de Zelaya Central y Chontales. Esto va a ser consultado por ENATREL que es la entidad ejecutora del proyecto”, indicó.

El segundo, denominado Nicavida, que se implementará en el corredor seco de Nicaragua, financiado por el Fida, preparar a la gente cambio climático, preservación del medio ambiente.

De acuerdo al diputado Pedro Haslam, tiene que ver con proyectos desde las familias y comunidades, con lo que respecta a cosecha de agua, incorporación de sistemas de micro riego y el desarrollo de las capacidades de las familias.

El diputado Wilfredo Navarro, explicó que a diferencia de otros programas en los que se busca un retorno financiero, se pretende más bien los horizontes de vida de los protagonistas, cambiándoles las capacidades de producción en zonas donde existen altos índices de pobreza.

“Gente que está en condiciones bien difíciles que ellos aprendan a mejorar el desarrollo de sus capacidades, generación de nuevos negocios, generación de actividades comerciales, es cambiarles la visión del mundo a la gente”, considero.

Luego del dictamen favorable de parte de los diputados que conforma esta comisión, se estará enviando a discusión en las primeras sesiones de la Asamblea Nacional de este 2017.