Por conducir en estado de ebriedad extrema, la Policía Nacional suspendió este fin de semana 123 licencias, informó este lunes el Jefe de la Dirección de Seguridad de Tránsito Nacional, Comisionado General Roberto González Kraudy.

El jefe policial, detalló que producto de la imprudencia y la irresponsabilidad, esta semana fallecieron 13 hermanos y hermanas (6 conductores, 3 pasajeros y 4 peatones).

“El año pasado más de 300 familias sufrieron la pérdida de un ser querido que viajaban en motocicletas; este año llevamos 18 familias sufriendo el mismo dolor”, precisó.

El Comisionado González Kraudy, indicó que estos son parte de los resultados del Plan Nicaragua Mejor, desarrollado del 16 al 22 de enero, 2017.

“Continuamos trabajando día a día y noche, protegiendo la vida de conductores, peatones y pasajeros. Esta semana implementamos 126 planes de seguridad vial en todo el territorio nacional”, refirió.

Producto de este plan, explicó que se logró agilizar la circulación de más de 700 mil vehículos en todo el territorio nacional.

El jefe policial, aseguró que esta institución, continúa resguardando la vida de conductores irresponsables, imprudentes e inconscientes que manejan en estado de embriaguez; sin casco, sin documentos y con sobrecarga.

“Prevenimos tragedia y dolor en 287 hogares nicaragüenses; 139 conductores de motocicletas, y 148 conductores de automóviles, fueron detenidos para proteger sus vidas, y la de sus pasajeros”, expresó.

El Comisionado General, hizo un llamado a los conductores, peatones, a ser más prudentes sobre la vía; ser consientes y responsables, para que no hayan más niños y niñas huérfanos, ni familias con dolor y tristeza.