Más de seis mil pobladores del barrio 4 de abril, en el municipio de Mateare, a partir de hoy cuentan con su propia unidad de salud, la que fue construida por el Gobierno Sandinista con el objetivo de acercar más los servicios de salud a las familias, dar continuidad a los programas Todos con Voz, priorizar la atención a las embarazadas y a la niñez.

Antes de la construcción de la unidad, los habitantes del sector eran atendidos en una casa base por eso con la construcción de la nueva planta los protagonistas manifiestan su entusiasmo al ver concretada una de sus mayores demandas.

“Para nosotros es un orgullo y un momento de alegría contar con nuestro centro de salud, hacía tanta falta un beneficio de este tipo y por eso estamos agradecidos porque antes acudíamos a una casa base para ser atendidos, sin embargo, ahora estamos mejor y por eso vamos a cuidar la obra que nos otorga el gobierno” refirió María Teresa Aguirre.

“El gobierno está cumpliendo con lo que nos ha prometido, estamos avanzando en los barrios y eso es un gran logro. Ahora nuestros niños van a tener un sitio digno donde ser atendidos, este centro de salud es nuestro y por eso vamos a cuidarlo con mucho cariño” destacó Ana María Reyes.

Con la construcción de la unidad de salud se está logrando avanzar en el modelo de salud comunitario, mismo que funge de cara a que las familias tengan en sus comunidades la atención necesaria y el personal médico requerido.

“Con la apertura de esta unidad de salud que depende del centro de salud de Mateare vamos a brindarle mejor atención a las familias, fortaleciendo el modelo de atención primaria en el sentido de que además de las casas bases vamos a brindar un servicio con mayor calidad, así mismo estaremos dando seguimiento a los programas que atienden al adulto mayor, las embarazadas, personas con discapacidad, así como la prevención de las enfermedades” finalizó el doctor Manuel Largaespada, director del centro de salud de Mateare.