Los comerciantes del Mercado Roberto Huembes de Managua reportan un buen ritmo de ventas en lo que respecta a los uniformes y artículos escolares, a medida que se acerca el inicio de las clases.

Con el inicio de las clases en algunos centros privados, las ventas han comenzado a subir y se espera que cuando arranquen los cursos de las escuelas públicas, el dinamismo sea mayor.

Rosa Martínez Morales, de la tienda Rodríguez Rodríguez, dijo que las camisas marca Asatex las están distribuyendo a 80 córdobas, las faldas Sincatex a un valor de 240 córdobas y las Miller 100 cordobas, así como los pantalones de niña, del 21 al 26 con un valor mantenido de 300 y los de niño desde 280 hasta los 320.

“Ahorita estamos arrancando, comenzamos cuando iban a entrar al colegio que iban a entrar más tarde, ahora están entrando más temprano y tal vez el 30 ya comenzamos a vender más”, dijo.

Mariela Rodríguez, explicó que para inicios de año siempre se surten de productos escolares para atender la demanda creciente de la temporada.

“Sabiendo que los padres de familia tienen un gran gasto hoy a comienzo de año, entonces nosotros nos preparamos para ofertarles a los padres de familia los uniformes escolares”, aseguró.

Sumado a la oferta de productos de calidad variada, los comerciantes también ofrecen paquetes y promociones para que las familias puedan hacer rendir más el dinero que han destinado para alistar a sus pequeños.

Xiomara Villagra de Comercial Magabi, afirmó que ya se está percibiendo bastante afluencia de compradores por lo que siempre realizan buenos paquetes para que puedan llevar todo lo que necesitan.

“Nosotros vendemos a precios por docena, que le sale a un costo más favorable a los papás; lo que es la docena de cuadernos Loro a 216 córdobas y lo que son los Scribe siempre se rebaja por docena”, explicó.

De acuerdo a vendedores y compradores, los precios se mantienen iguales o más bajos que los del año anterior.

“Buscando como ir poco a poco comprando las cosas para irlos alistando, ya por lo menos ya le compré los uniformes y ahí voy, para cuando ya entre a clases que todo vaya bien. Yo vengo al Huembes porque uno poco a poco va recogiendo y buscando lo más económicos. Los precios están bastantes favorables”, confirmó José Dávila, padre de familia.