Algunos nerviosos, otros relajados, pero todos confiados en que obtuvieron un buen resultado, se mostraron 15 mil 953 estudiantes que este domingo hicieron su examen de admisión en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN).

La UNAN ofrece este año 76 carreras universitarias, de las cuales a 24 se ingresa sin examen de ingreso.

Hugo Gutiérrez, Vicerrector de Docencia y Presidente de la Comisión Central de Ingreso, explicó en conferencia de prensa, que este año hubo una cifra récord de 18 mil 221 pre-matriculados. De ese total, 2 mil 268 lo hicieron en las 24 carreras de acceso casi directo. No obstante, Gutiérrez aclaró que para esas carreras sin requisito de examen solo hay 1 mil 200 cupos disponibles.

El examen se practicó tanto en el recinto universitario Rubén Darío, de la ciudad de Managua, como en las facultades multidisciplinarias de Carazo, Chontales, Estelí y Matagalpa.

La universidad está ofreciendo un total de 8 mil 510 cupos, incluyendo aquellas carreras en las que no existe requisito de examen.

“Primeramente le pedí dirección a Dios y me sentí un poco tranquilo, no estuve nada nervioso. Matemática estaba un poquito pesadito (…) pero lo resolví bien”, manifestó Einer Estiven Ortiz, originario de Managua, quien aspira a estudiar Marketing.

Hay que recordar que la UNAN es una universidad pública donde la gratuidad y la calidad van de la mano, y por esa razón cada año miles de jóvenes aspiran a alcanzar en alguno de los cupos disponibles.

Antes “no cualquiera podía estudiar en una universidad. Más que todo era para la gente que tenía dinero, (pero) ahora uno que es del pueblo puede estudiar, puede optar a estas carreras. El Gobierno nos apoya muchísimo, hasta nos da bonos para estudiar aquí en la universidad”, dijo Charles Alberto Gaitán, un recién ingresado de Escuela Normal que ahora sueña con una licenciatura en Ciencias Sociales.

Una de las carreras con gran demanda y a la que la lucha por un cupo es bastante difícil es Medicina. Kimberly Velázquez, de 16 años y originaria del municipio de San Rafael del Sur, fue de esos aspirantes. Explicó que a pesar de los nervios que no le abandonaron en ningún momento, el examen no fue nada difícil. Para ella la clave de todo fue leer y analizar bien las preguntas, previo, por supuesto, haber estudiado bastante.

En las afueras del recinto Rubén Darío miles de padres y familiares esperaban a estos jóvenes. El sueño de ellos era verles salir felices y confiados en que obtuvieron una buena nota que les acredite como futuros estudiantes de esta prestigiosa casa de estudios.

Los resultados del examen estarán disponibles el 31 de enero en la página web de la universidad. Cada aspirante podrá saber si logró ingresar a la UNAN escribiendo sus datos de usuario y la clave disponible en la hoja de prematrícula.