Miembros del Cuerpo Unificado de Bomberos, recibieron una capacitación para reforzar sus conocimientos, sobre las buenas prácticas para el manejo adecuado y seguro de los cilindro de gas licuado.

Paul González Gómez, de Petrogas, quien brindó parte de la capacitación, dijo que este encuentro pretende que los miembros de los bomberos, quienes atienden estas emergencias, lo hagan de una manera más eficiente y segura.

En esta primera capacitación, que se realizó en la Academia Nacional de Bomberos, ubicada en el distrito VII de la capital, participan 40 compañeros del Cuerpo Unificado de Bomberos, entre ellos de la Dirección General de Bomberos, Asociación de Bomberos, y Federación de Bomberos Unidos sin Fronteras.

Una vez adquirido los conocimientos, los compañeros van a ser multiplicadores en sus estaciones de bomberos.

“Esta capacitación dirigida a la parte bomberil, pretende llegar al consumidor final, para que pongan en práctica acciones que puedan evitar una tragedia”, agregó el representante de Petrogas.

Mantener el cilindro ventilado, cambiar sus reguladores cada año, darle mantenimiento a las mangueras, cocinas y reguladores, son parte de las recomendaciones brindadas en esta capacitación.

Otra de las recomendaciones es saber cómo atender una emergencia de una fuga de cilindro de gas, en la que el consumidor no debe llama de fuego encendida, ventilar la ventana, evacuar el lugar y llamar a las autoridades correspondientes.

“Dando cumplimiento con las orientaciones de nuestro presidente Daniel Ortega y la compañera-vicepresidenta Rosario Murillo de generar capacitaciones para enriquecimiento nuestros conocimientos como Bomberos, como primeros respondedor a las emergencias”, expresó el Comandante Ramón Landero, Jefe de la Dirección General de Bomberos.

Landero dijo que cada bombero está reforzando sus conocimientos, para de esta manera ir a capacitar a todos los comerciantes de los mercados del país, y luego visitar a las familias de los diferentes barrios que hacen uso de los cilindros de gas, de tal manera que generemos un clima de paz y tranquilidad.

El objetivo esencial de estas capacitaciones es evitar tragedias por desconocimiento de la manipulación del gas, garantizando la vida y los bienes de los nicaragüenses.