Dueños y trabajadores de comiderías del Mercado Oriental fueron visitados este jueves por miembros de la Dirección General de Bomberos, quienes procedieron a inspeccionar el buen uso de los tanques de gas y otros productos inflamables.

“Estamos recomendándole a nuestros hermanos que realizan la labor de la comida apaguen bien las brasas porque hace una combustión letal y eso provoca los incendios”, explicó el Comandante Jorge Viera, jefe de Bomberos en el Distrito I de Managua.

Viera detalló que en estos espacios se almacena plástico y cartón, dos productos que representan un foco de incendio, sobre los cuales se debe prestar especial atención.

Asimismo, indicó que desde que iniciaron el proceso de inspecciones han visitado un total de 150 comiderías, de las cuales el 80% utilizan gas butano para cocinar.

“Así como nosotros nos protegemos se protege los otros comerciantes. La cocina de gas es muy útil y ayuda al medio ambiente porque el humo es muy malo, pero tenemos que ser cuidadosos para que no haya una desgracia como la del Huembes”, dijo Bismark Miranda.

María Luisa Villagra, del Comedor Peniel, aplaudió los esfuerzos del Gobierno desarrollados a través del Cuerpo de Bomberos, de cara a garantizar la seguridad de los comerciantes y visitantes de los centros de compra.

“Nosotros reunimos las brasas y le echamos agua. En mi local no dejo fogones encendidos porque nosotros mismos nos estamos protegiendo”, aseguró Villagra.