En cumplimiento del mandado del Comandante Daniel Ortega Saavedra, para garantizar el pleno acceso al agua potable a las familias nicaragüenses, ENACAL invirtió  6.4 millones de córdobas para la habilitación del pozo que mantendrá el suministro las 24 horas a los pobladores de San Isidro de Bolas.

Norman Rodríguez, gerente de proyecto de Enacal, explicó que por mucho tiempo las familias beneficiadas sufrieron escases de agua, y para hacer sus labores tenían que comprar barriles o abastecerse con pipas cada cierto tiempo.

Esa razón “es la gran importancia que reviste la restitución de derechos a cada uno de los pobladores de esta comarca, que nos acompañan en la inauguración de esta obra”, dijo Rodríguez.

Por su parte Juan Bustamante, líder comunitario, comentó que  el restablecimiento del acceso al agua potable es una bendición, ya que la misma llegará  hasta cada uno de los hogares, aunque no haya energía eléctrica.

“Es una bendición de Dios y la gran voluntad de nuestro Gobierno Revolucionario  que se ha preocupado por esta población”, indicó Bustamante.

En las casas vecinas al pozo, las madres de familia expresaron su satisfacción con la calidad del servicio que Enacal les está brindando gracias a la habilitación del pozo.

“Esto es algo bueno que nos ha sucedido en este sector, porque tenemos años de comprar esta agua en las  pipas y no es igual que tener el agua así. Es súper mejor. Esta es una bendición de las 24 horas del día con agua, sin fallarnos nada; es algo  bueno que ha hecho el presidente y esperamos muchas más bendiciones de él”, comentó doña Blanca Sosa.

Azucena Toruño, otra vecina de San Isidro de Bolas, comentó que gracias al agua potable, podrá realizar sus oficios domésticos con más facilidad  y contribuirá con la salud de la población, especialmente de los niños.

Zoraida Matamoros, explicó que antes sus niños se iban a la escuela sin bañarse, pero ahora gracias al proyecto de agua potable y al gobierno sandinista, los niños se van a clases bien bañados todos los días.