Al menos cinco muertos dejó el tiroteo en discoteca de la Playa del Carmen, en México, durante la fiesta electrónica BPM. Entre los fallecidos tres eran extranjeros, otras 15 personas resultaron heridas, según declaró la alcaldesa de Solidaridad mexicana, Cristina Torres, en una radio local.

La balacera, que desató escenas de caos y desesperación antes de las 3 de la madrugada (hora local), se habría desatado porque no se le permitió el ingreso a vendedores de droga del Cártel del Golfo y uno fue echado del lugar, por lo que volvió armado y comenzó a disparar.

El personal de emergencia, que llegó para auxiliar a las víctimas, retiró a varias personas pero no dieron información del estado en que se encontraban.

En Twitter, los asistentes a la fiesta electrónica, que atrae a turistas de todo el mundo y dura 10 días, compartieron imágenes de los trágicos momentos que pasaron y contaron lo sucedido.

"Alguien entró al club y abrió fuego. Cuatro, cinco muertos y varios heridos. Quédense en su maldito hotel si están aquí en el BPM", escribió el DJ Jack Revill, en referencia al festival que se realizó en el club Blue Parrot.

"Los guardias de seguridad al principio no pensaron que eran disparos y aseguraron que eran fuegos artificiales. Luego la gente comenzó a correr y dijeron que vieron un arma. Nos escondimos hasta que abrieron una puerta trasera y escapamos", relató Valeria Lee, una periodista del portal Mixmag que estaba en el lugar y que al escuchar entre cuatro y cinco disparos, se escondió detrás de una pared.

Así también, en Facebook, el festival aclaró que "tras los reportes de tiroteos ocurridos esta madrugada en el Blue Parrot, todas las fiestas se cancelaron en tanto se desarrollan las investigaciones policiales".

Posteriormente, la página de BPM emitió un comunicado en el que confirmaron que tres miembros de su personal de seguridad murieron en la balacera.

"Es con mucha tristeza que compartimos los reportes confirmados de la policía que las acciones de un sujeto solitario en Blue Parrot hace unas horas, resultaron en sucesos fatales con cuatro fallecidos y doce heridos. Este acto de violencia inició en Calle 12 frente al club y tres miembros del equipo de seguridad de BPM están entre esas vidas que perdimos, mientras trataban de proteger a los asistentes en el interior de la sede.

The BPM Festival ha estado trabajando en estrecha colaboración con las autoridades locales (Seguridad Pública / Policía Turística) durante el festival, para asegurar el bienestar de todos los asistentes. Estamos conmovidos con el dolor de este acto de violencia sin sentido, y cooperando plenamente con la policía local y funcionarios del gobierno a medida que continúan su investigación.

Nuestros pensamientos y oraciones están con todas las víctimas y sus familias y todos aquellos afectados por estos trágicos acontecimientos."