Miles de católicos de Tipitapa se convocaron en la Iglesia San José, de ese municipio para participar en la Misa Solemne que se realizó en honor al Señor de Esquipulas, patrono de esa localidad.

La Misa fue presidida por el padre Rodolfo Hurtado, Vicario Foráneo de la zona Orienta de Managua, conformada por 26 parroquias.

El padre Hurtado explicó que la imagen del Cristo de Esquipulas fue elaborada en Guatemala y traída el 15 de enero de 1754. Posteriormente fue puesta en veneración desde el 13 de enero de 1756, como patrono de los pobladores de Tipitapa.

"Es una de las imágenes religiosas más veneradas en toda Nicaragua y es importante destacar la necesidad de la fe en Cristo para nuestra salvación eterna. En esta imagen encontramos todos los rasgos característicos de nuestra fe", aseguró.

"La fe es la que mueve hoy a este pueblo de Dios que ahora está exaltado en Jesucristo el Señor que ha venido a salvarnos del pecado, de la desobediencia y de la ingratitud del mismo ser humano. Por eso es que hoy encontramos en la palabra a un Jesús que ha sido capaz de entregar su vida para salvarnos", dijo el sacerdote.

Para los pobladores de Tipitapa, la celebración en honor al Señor de Esquipulas es muy importante y en estas fechas piden milagros especiales.

"Yo le pido a el por mi salud y la de mi familia, especialmente por la salud de mi abuelita que está muy delicada. Tenemos puesta la fe en nuestro Señor de Esquipulas porque es milagroso", dijo Angélica Aburto.

"Como todos le pedimos salud, trabajo y que siga bendiciendo a nuestro país, que haya más unidad familiar y que derrame muchas bendiciones sobre todas las familias", manifestó Rosario Benavides.

Gloria Román, relató que ella es testigo de los milagros del Señor de Esquipulas. "El sanó a mi hijo cuando tenía tres años y estaba gravemente enfermo. Ahora ahí está mi hijo es un adulto, un profesional y por eso siempre le vengo a agradecer a el, porque es muy milagroso, solo hay que pedirle con mucha fe", comentó doña Gloria.

Ileana Ampié, dijo que todos los años llega desde Managua para participar en la celebración en honor al Señor de Esquipulas.

"Yo y toda mi familia somos fieles devotos del Señor de Esquipulas, a él le pedimos por la paz, por la salud, el trabajo que no nos falte. Yo lo celebro desde que estaba niña y venía con mis padres y abuelos a la misa y a todas las celebraciones. Y ese mismo fervor le estoy inculcando a mis hijos y nietos", aseguró doña Ileana.