Una mañana de alegría con Jesús, se vivió este sábado en el Tabernáculo Nacional de las Asambleas de Dios, ubicado en Nejapa, donde las autoridades de la Alcaldía de Managua, junto a la comunidad evangélica, universitarios y pobladores en general, inauguraron la hermosa Avenida Martín Lutero.

El compañero Fidel Moreno, Secretario General de la Alcaldía de Managua, explicó que más de 8 cuadras se han mejorado en Nejapa, una de las comunidades más grandes de la Carretera Vieja a León.

Destacó que las calles mejoradas, además de mejorar las condiciones de vida a más de 25 mil personas que circulan en este sector, también tienen un impacto positivo para los estudiantes de la Universidad Martín Lutero y miembros de las Asambleas de Dios.

“Estas personas, durante el invierno se exponían mucho, porque las escorrentías son muy fuertes en esta zona, y en verano se levantaba mucho polvo porque pasan muchos vehículos”, indicó Moreno.

Para inaugurar esta gran obra, los hermanos y hermanas de las Asambleas de Dios, y los universitarios, realizaron un pequeño culto de adoración, agradeciendo al Altísimo, y al Gobierno del Presidente Daniel Ortega y la Vicepresidenta-Compañera Rosario Murillo.

El Reverendo Favio Cruz Arista, Superintendente Nacional de las Asambleas de Dios, recordó que durante todo el invierno, muchos estudiantes tenían que quitarse los zapatos, para poder cruzar hacia la Universidad Martín Lutero, debido a que las corrientes eran muy fuertes.

“Encontré muchas veces a mujeres con los zapatos en las manos; y muchas veces no podían entrar vehículos por las grandes zanjas que provocaban las corrientes. Para las convivencias espirituales que celebrábamos cada año, para nosotros era un martirio, un dolor de cabeza, pasar por estas calles”, explicó.

Manifestó que este año por la gracia y la misericordia de Dios, y por la buena voluntad del Buen Gobierno, tanto los universitarios, como los hermanos de las Asambleas de Dios, tendrán la dicha de celebrar el mejoramiento de estas grandes calles totalmente pavimentadas.