El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, sugirió hoy que podría eliminar las sanciones impuestas por la administración de Barack Obama al gobierno de Rusia.

En declaraciones al Wall Street Journal, Trump admitió que dichas medidas permanecerán 'al menos por un tiempo', pero estimó que carecerá de sentido mantenerlas si hay buenas relaciones y Moscú colabora con Washington.

'Si nos llevamos bien y si Rusia realmente nos está ayudando... ¿qué sentido tendría sancionar a alguien que está haciendo algunas cosas realmente grandes?', declaró el magnate, aludiendo a la lucha anti-terrorista.

Obama impuso las sanciones a Rusia en diciembre pasado en respuesta a presuntos ciber-ataques que afectaron la candidatura demócrata a la presidencia y que la Casa Blanca achacó al Kremlin, lo cual fue desmentido por Moscú.

A su vez, el futuro mandatario confirmó que está listo para reunirse con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, después que tome posesión de su cargo el próximo viernes.