El papa Francisco recibió hoy aquí al presidente palestino Mahmud Abbas a quien reiteró la esperanza de que se reinicien negociaciones directas entre las partes para lograr una solución justa y duradera al conflicto con Israel. (PLRadio)

En el marco de su visita oficial, Abbas se reunió también con el Secretario de Estado vaticano, cardenal Pietro Parolín, acompañado por monseñor Paul Gallagher, secretario para las Relaciones con los Estados.

Según un comunicado emitido por la Sala de Prensa de la Santa Sede, durante los encuentros, calificados de cordiales, se expresó el deseo de que con el respaldo de la comunidad internacional se emprendan acciones que propicien la confianza recíproca y contribuyan a crear un clima que permita adoptar decisiones valientes a favor de la paz.

Se constató además, según la declaración, el buen estado de las relaciones entre la Santa Sede y Palestina refrendadas en el acuerdo global de 2015, el cual entró en vigor en enero de 2016, donde se recogen aspectos esenciales de la vida y actividad de la iglesia católica en aquel país.

Asimismo, se reafirmó la importancia de preservar el carácter sacro de los Lugares Santos para los creyentes de las tres religiones abrahámicas, término con el cual se identifican al judaísmo, el cristianismo y el islamismo.

Al concluir la entrevista con el Papa, Abbas expresó satisfacción y enfatizó la importancia del pleno reconocimiento de Palestina como estado independiente por parte de la Santa Sede, ejemplo que dijo espera sigan otras naciones.

Con posterioridad, el jefe de estado palestino presidió la ceremonia de apertura de la embajada de su país ante la Santa Sede ubicada en Vía Porta Angélica, arteria capitalina la cual debe su nombre a la puerta homónima erigida en 1563 durante el pontificado del papa Pío IV, en el contexto de la construcción de un nuevo tramo de la muralla de Roma.