En comunicación con las familias nicaragüenses, a través de los medios del Poder Ciudadano, la Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, envió un saludo solidario a todas las familias que han sido afectadas y a las que están esperando la llegada de ese tremendo huracán en Estados Unidos.

La compañera comentó que ha recibido numerosas llamadas de familiares de nicaragüenses que habitan y trabajan en ese país, para conocer alguna información sobre sus parientes.

Al respecto indicó que en comunicación con los compañeros Francisco Campbell y María Rubiales, miembros de la misión diplomática de Nicaragua, han informado que en este momento toda la zona de las Naciones Unidas, permanece cerrada, y que la mayoría del personal ha sido evacuado hacia zonas seguras de forma obligatoria.

Indicó que los miembros de la misión diplomática de Nicaragua están bien en casa de amigos o familiares a “buen resguardo por los programas de evacuación obligatoria que ha desarrollado el Gobierno de Estados Unidos”.

“Nuestra solidaridad y nuestras oraciones (están) con todas esas hermanas y hermanos nicaragüenses, latinoamericanos,  norteamericanos que están en estos momentos esperando el paso de esta tremenda, terrible tormenta, confiamos en Dios que sean protegidos y que los daños sean los mensos posibles, sobre todos  en términos de las valiosas vidas humanas que debemos procurar salvar al máximo”, expresó Rosario.

Asimismo la Compañera expresó el abrazo solidario del pueblo nicaragüense, a los pueblos de Jamaica,   las Bahamas,  Haití y Cuba, que fueron sacudidos tremendamente por el huracán Sandy.

“Queremos decirles que como siempre nuestro país  en la primera línea de solidaridad, de cariño, de reconocimiento a estos pueblos que continuamente son azotados por  estas tormentas en esas zonas del mundo, en el Caribe, en el trópico; y este (huracán) en particular que fue inclemente  y que produjo tanto fallecimiento y tantas pérdidas materiales, sobre todo a pueblos luchadores y a  pueblos que han venido siendo azotados por desastres como este o por terremotos como el caso del pueblo haitiano”, señaló Rosario.