Conducir un vehículo en óptimas condiciones es una manera responsable de circular por las calles y carreteras de nuestro país, para ello es necesario que el auto motor cuente con un sistema eléctrico y mecánico sin falla alguna, sumado al respeto de las leyes de tránsito establecidas por la Policía Nacional.

Al momento de cumplir con estas normativas, el conductor garantiza la vida de sus acompañantes, la de los demás usuarios de la vía y por su puesto su propia integridad. Ante los repuntes de accidentalidad y el llamado de las autoridades a ser más prudentes, muchos dueños de vehículos particulares se han dado a la tarea de inspeccionar sus vehículos en los establecimientos autorizados para este servicio.

“Es importante saber que el vehículo que andas conduciendo cuenta con la seguridad necesaria, recordemos que nuestra vida también corre peligro cuando abordamos un carro en mal estado, no debemos de mirar la inspección mecánica solo como una normativa policial sino como la oportunidad de salvaguardar la vida”, manifestó Dany Méndez.

“La inspección mecánica es un requisito que nos mandata la ley de tránsito, además el buen estado de los vehículos nos garantiza seguridad ya que cuando andamos en las calles nos podemos encontrar con cualquier tipo de circunstancias y al andar un carro en mal estado no podríamos accionar”, dijo Harling Alemán.

Más allá de cumplir con lo que orienta la Policía Nacional en cuanto al buen estado de los vehículos, la inspección mecánica debe ser una actitud de cada ciudadano, pues en sus manos está el prevenir un accidente que puede marcar su vida y la de otras personas.

“Básicamente la inspección mecánica es muy importante porque nosotros le realizamos al vehículo una revisión en el sistema de rodamiento, sistema eléctrico, dirección, frenos, de tal manera que verificamos que cada vehículo circule en perfectas condiciones y de esta manera se eviten accidentes por desperfectos mecánicos”, expresó Elizabeth Doña, Gerente de Taller Auto Cool.

La buena condición de las luces frontales y laterales, así como la óptima condición de las llantas, son otros elementos que deben estar adecuados para poder ser avalados por los centros de inspección, ya que estos elementos son importantes a la hora de conducir.

“Nosotros nos encargamos de revisar los cinturones de seguridad, la portación de triángulos, extintores y sobre todo que el vehículo no tenga fallas. Si un vehículo está en perfectas condiciones va a poder frenar de manera repentina en caso de emergencia, igual el cinturón de seguridad les brinda seguridad en caso de impactar con un objeto”, finalizó Doña.