El Ingeniero Marcio Baca, director de meteorología del INETER, explicó que las fuertes ráfagas de viento y las bajas temperaturas experimentadas en la región son propias de la temporada y producidas por el llamado invierno astronómico, que se caracteriza por que el área centroamericana se vea influenciada por bajas presiones continentales y el paso regular de frentes fríos.

De acuerdo a los registros del Ineter, los índices más bajos de temperatura se ubican en 14.5 grados en la ciudad norteña de Jinotega, persistiendo un promedio bajo que al día de hoy se ubica en 16 grados.

Mientras que en otras partes particularmente calurosas se percibe un promedio de 18 y 19 grados. En las otras zonas bajas del país, como Managua, Juigalpa, Boaco y Río San Juan se ubican en el orden de los 22 grados.

El sábado pasado en horas de la noche, una línea de frente cruzó el frente del mar Caribe, lo que introdujo un sistema de baja presión continental bastante fuerte.

"Este es el sistema que inició el proceso de aceleramiento en la fuerza de los vientos, los cuales lo hemos tenido presentes prácticamente desde el día sábado por la noche, domingo y hasta el día de hoy miércoles", expuso el especialista en una entrevista concedida a El 19 Digital y Multinoticias Canal 4.

Explicó además que los vientos producidos por el fenómeno se presentan de manera sostenida entre los 30 y 35 kilómetros por hora, aunque se también genera ráfagas de viento de corta duración, con máximas velocidades en las ciudad de Managua entre 50 y 55 kilómetros por hora.

Por otro lado, la masa de aire producto del anticiclón continental, es caracterizada por su baja velocidad y su baja temperatura.

"Lógicamente al transportarse de la parte baja del continente americano, donde hay masas sumamente frías, al transportarse a zonas tropicales, lentamente esta masa se viene transportando y aumentando un poco su temperatura, pero alcanza a bajar las temperaturas en el área centroamericana", precisó.

Fenómeno deja el país

INETER informó que a partir de hoy, el centro continental partió a las aguas del océano Atlántico norte, motivo por el cual se irá calentando y se alejará del área centroamericana para luego dar paso al proceso de disminución del viento.

Baca expuso que el descenso de la temperatura no será súbito, sino más bien lento y sostenido hasta alcanzar velocidades relativamente normales hacia el fin de semana.

Advertencia por oleaje

Un efecto de los vientos que experimenta el país es las generación de fuerte oleaje de hasta 2.5 metros en ambas costas nicaragüenses y 1.5 metros en los lagos, por lo que se recomienda mantener las precauciones dd navegación, principalmente a embarcaciones pequeñas y bañistas.