Hasta 30.000 personas permanecen sin electricidad debido a interrupciones causadas por los fuertes vientos que soplan sobre todo el país. La principal afectación se concentra en la zona norte de Cartago y se reportan sectores sin servicio en San José y partes altas de Heredia.

Consultas a empresas de distribución indican que quedan unas 80 averías por reparar. Algunas reportadas desde ayer.

"Tenemos serios daños en la zona norte de Cartago, desde El Alto de Tierra Blanca extendiéndose hacia el sector de Pacayas. El corte de fluido incluye el sector de antenas de telecomunicaciones en la cima del volcán Irazú, donde la mayoría sigue trabajando al tener planta de respaldo", precisó Dagoberto Quirós, vocero de la Junta Administrativa del Servicio Eléctrico Municipal de Cartago (JASEC).

Quirós agregó que también parte de Cervantes (cantón de Alvarado) y Lourdes (en Aguacaliente) están sin luz por caída de ramas sobre los cables o cortocircuitos causados por el choque del cableado. Los afectados en la provincia, indicó Quirós, podrían llegar a ser hasta 25.000.

En San José, 4.000 personas están sin luz en 30 sectores de la capital, indicó Luis Fernando Andrés, director de Distribución de Energía de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL).

Los daños principales aún por resolver consisten en la caída de dos postes de fluido en Tibás y Sagrada Familia; así como 250 metros de cable reventado en San José de la Montaña (Barva de Heredia) a los cuales se unen otros 100 metros en Rancho Redondo y Coronado.

"Tenemos todavía árboles sobre las líneas en Los Altos y Montserrat de Coronado. De ayer a hoy ya hemos levantado siete postes, de los cuales cinco se cayeron en Las Nubes de Coronado", recordó Andrés quien agregó que ya repararon otro poste caído en Llano Grande (Cartago) y otro más en Los Sitios de Moravia.

Andrés solicitó "paciencia" a la población mientras siguen las reparaciones y adelantó que esperarían restituir el servicio en horas de la tarde a unos 15 de los 30 sectores apagados, pero todo dependerá de la severidad de cada percance.

En Heredia, el vendaval mantiene a 800 cilentes sin fluido con las zonas más golpeadas que son El Castillo y El Tirol en Los Ángeles de San Rafael de Heredia y también Zurquí, en San Isidro.

"Todo se debió a la caída de ramas sobre el tendido, un poste derribado. Por ahora no tenemos una idea clara de a qué hora podrían haber reconexiones, pero las cuadrillas ya están trabajando en cada sitio", comentó Francisco Angulo, vocero de la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH).

En la zona norte, también golpeada por el clima, no se reportan, por ahora, interrupciones.

"Ayer tuvimos sectores afectados en La Tigra de San Carlos, Peñas Blancas, Chachagua, La Fortuna y Sarapiquí. Ahorita no tenemos averías grandes, pero ayer sí hubo una cantidad importante de comunidades sin servicio por varias horas. El clima sigue complicado y es posible que hayan nuevas emergencias ,pero ayer a medianoche se terminó de reconectar", explicó Álvaro Chaverri, vocero de Coopelesca, proveedor de la energía eléctrica en la zona norte.