El Consejo Supremo Electoral (CSE), presidido por el magistrado Roberto Rivas Reyes, tomó promesa de ley y acreditó este lunes 9 de enero (2017), a los 92 diputados que forman parte de la Asamblea Nacional, para este nuevo período legislativo 2017-2022.

El CSE inició a eso de las 9:30 de la mañana, a tomar la promesa de ley a los diputados electos a nivel nacional y departamentales, entre ellos los 71 diputados del Frente Sandinista de Liberación Nacional (14 legisladores nacionales, 56 departamentales y 1 por disposición de la Constitución Política).

También fueron acreditados los 14 diputados del Partido Liberal Constitucionalista (PLC); 2 diputados de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), 2 diputados del Partido Liberal Independiente (PLI), 1 diputado de la Alianza por la República (APRE); 1 diputado el Partido Conservador y 1 diputado de Yatama.

El solemne acto, contó con la presencia de los máximos representantes de los poderes del Estado; además del Nuncio Apostólico de El Salvador, Monseñor León Kalenga Badikebele, quien vino a Nicaragua en representación de Su Santidad, el Papa Francisco; Su Eminencia Cardenal Miguel Obando y Bravo; y el Nuncio Apostólico de Nicaragua, Monseñor Fortunatus Nwachukwu.

Unanimidad en la Asamblea es una señal positiva

Una vez acreditados y juramentados los parlamentarios, el diputado sandinista, Wálmaro Gutiérrez, manifestó que este ejercicio se llevó con plena soberanía en esta poder del Estado.

Manifestó que tanto la acreditación de los diputados, como la elección de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional, se dio de forma unánime, lo cual es algo muy positivo para la bien andanza del país.

“Podría decirse que es una señal muy positiva para la inversión, la economía; es algo muy positivo para los inversionistas, cuando miran que en este poder del Estado hay armonía, paz, concordia, y que vamos a tener una agenda común de trabajo, a favor de las y los nicaragüenses”, valoró.

Mientras que el diputado, Wilfredo Navarro, comentó que esta vez se demostró que, a pesar de las diferencias y los colores políticos, cuando se impone la necesidad de seguir construyendo un proceso democrático en este país, los nicaragüenses nos juntamos y nos unimos.

“Hoy le queremos decir a los nicaragüenses que aquí estamos y vamos a seguir trabajando por Nicaragua”, expresó Navarro.

Manifestó que, otra vez, los agoreros del desastre, los que solo miran males para Nicaragua, se van con el rabo entre las piernas, porque los diputados de la Asamblea Nacional, han dicho “no a la confrontación, y sí a la unidad y la búsqueda de consenso en el parlamento”.

Asamblea

Asamblea

Asamblea

Asamblea

Asamblea

Asamblea

Asamblea

Asamblea

Asamblea

Asamblea

Asamblea

Asamblea

Asamblea

Asamblea

Asamblea

Asamblea

Asamblea