Con la presencia de muchísimos amigos comunicadores, miembros de la Iglesia Fraternidad Cristiana Bethel y su familia, este domingo se realizó en el Cementerio General las honras fúnebres de la joven periodista Honey Génesis Ruiz Ruiz, quien falleció horas después de sufrir un accidente cuando viajaba en moto con su novio Olger Medrano Reyes.

El cortejo fúnebre ingresó al cementerio en medio de cánticos cristianos y alabanzas, con jovencitas vestidas de azul cielo que portaban retratos de Honey, que junto a su familia se congregaba en la Iglesia Fraternidad del Ministerio de Restauración.

El padre de Honey, Máximo Ruiz, destacó el lado cristiano de su hija, así como el buen ejemplo que daba a sus hermanos.

“Honey Ruiz ha partido tristemente de este mundo, pero sí tenemos el gozo de que venimos a decirle un hasta luego, un hasta pronto, porque la veremos en la resurrección, la veremos cuando Cristo venga nuevamente a la Tierra”, dijo el pastor Oswaldo Sáenz, líder evangélico de la iglesia Bethel.

La pastora Carolina González, indicó que conoció a la joven desde que tenía 12 años, tiempo en el que pudo conocer la bondad de su corazón, valores inculcados por su familia.

“Estos momentos son duros, muy difícil para la familia, pero lo más importante que Honey, mi niña, esa princesa mía, la amo, sé que está en un lugar precioso, así que a cada uno de los presentes los invito que busquemos al Señor, que los que están apartados del Señor, no es tarde todavía, podemos reconciliarnos porque no sabemos qué día nos toca a nosotros”, mencionó el señor Ariel, padre de crianza de Honey.

La ausencia física de Honey ha sido sentida por el gremio periodístico, pues en poco tiempo de estar ejerciendo en Canal 2, logró ganarse el cariño y admiración de sus compañeros que la definen como una joven carismática, humilde, sencilla y con muchas energías, la cual aportaba en el segmento de noticias empresariales.

La joven comunicadora estaba en la recta final de la carrera de Periodismo.