Este domingo arribaron al país representantes del Movimiento al Socialismo (MAS), de Bolivia, y del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Por el MAS, se encuentra en Nicaragua Hugo Moldiz, quien afirmó que es una satisfacción acompañar al Comandante Daniel Ortega, a la Compañera Rosario Murillo y a los nicaragüenses en un evento tan importante, como lo es la Toma de Posesión del próximo 10 de enero.

Subrayó que las elecciones del pasado 6 de noviembre vinieron a desterrar la idea de que los gobiernos progresistas y revolucionarios están en crisis en América Latina.

"No hay tal fin del ciclo progresista. Hay un momento difícil que también hay que admitirlo", manifestó.

"No es sorpresa la victoria sandinista y la victoria del Presidente Daniel", aseguró.

Igual gratitud mostró Roy Daza, del PSUV. Daza afirmó que esta toma de posesión no es más que la consolidación del proceso revolucionario nicaragüense, del desarrollo económico y del crecimiento social.

Dijo que la victoria de Daniel y Rosario es una victoria para América Latina, con un mensaje de unidad, solidaridad y hermandad, por lo que hoy Venezuela y el gobierno del Presidente Nicolás Maduro se sienten regocijados.