El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, defendió los logros de sus ocho años de Gobierno en una carta dirigida a los estadounidenses, pese a que su sucesor en la Casa Blanca, Donald Trump, ha prometido desmantelar parte de su legado.

Obama, que cederá el poder al republicano el próximo 20 de enero, empieza la misiva recordándoles a sus “compatriotas estadounidenses” la grave crisis económica que afrontaba al país en 2009.

“Hace ocho años, Estados Unidos afrontaba un momento de peligro como no habíamos visto en décadas”, afirma el mandatario demócrata.

Esa situación –explica– se complicaba también porque cerca de 180 mil soldados estadounidenses estaban en Iraq y Afganistán; y Osama bin Laden, el “cerebro de los peores ataques terroristas en suelo estadounidense”, seguía “prófugo”.

“Ocho años más tarde, una economía que se hundía (a un ritmo de) más de 8% está ahora creciendo a más de tres por ciento”, subraya el primer presidente negro de la historia de este país.

También se muestra orgulloso de haber reducido la presencia militar estadounidense a 15 mil efectivos en Iraq y Afganistán y de que terroristas como Bin Laden, ex líder de la red Al Qaeda, “han sido eliminados del campo de batalla”.

Obama recalca, asimismo, que Estados Unidos ha golpeado al grupo yihadista del Estado Islámico y sus “refugios” en Iraq y Afganistán con el apoyo de una coalición de más de 70 países.

Entre los logros de política nacional, el líder demócrata hace especial énfasis en su reforma sanitaria, conocida como Obamacare y promulgada en 2010, que establece la obligatoriedad de contar con un seguro médico y ha beneficiado a más de 20 millones de personas.