Los servicios de seguridad indios están hoy en alerta ante informaciones sobre la presencia de 20 nacionales en Afganistán, donde son entrenados por la organización terrorista Estado Islámico (EI) para cometer atentados en esta nación.

La agencia de inteligencia de exterior (RAW) tiene conocimiento sobre una operación del EI para capacitar a extremistas en un campo de entrenamiento ubicado en la oriental provincia de Nangarhar.

Según un informe de la RAW, citado por el diario Deccan Chronicle, la formación radical trata desesperadamente de establecer su presencia en este país surasiático.

'Se sospecha que más de 20 jóvenes de la India, la mayoría de los estados del sur como Kerala, están siendo entrenados por el EI en un campo de Nangarhar, cerca de la ciudad de Jalalabad', subraya el texto.

La investigación señala que el grupo pudo ingresar a Afganistán desde algún país del golfo Pérsico y advierte que el EI tratará de enviarlo de 'regreso a la India para lanzar algunas operaciones terroristas'.

Fuentes oficiales precisaron que la alerta fue enviada a otras agencias de inteligencia nacionales para aplicar las 'medidas de seguimiento necesarias', comenta el periódico.

Esos extremistas amenazan no sólo a la India sino a toda la región. Estamos vigilando de cerca la situación, aseguró al diario un funcionario de alto rango de seguridad.

En julio del pasado año la Agencia Nacional de Investigaciones desmanteló una célula de esa formación radical, integrada por 11 miembros, en una redada en la sureña ciudad de Hyderabad.

También fueron decomisados armas, municiones y explosivos, entre ellos grandes cantidades de triperóxido de triacetona, para ejecutar ataques.

En enero las autoridades indias desmantelaron otro grupo del EI de 14 miembros, que preparaba atentados contra instalaciones en esta capital y un festival hindú en el norteño estado de Uttarakhand.