Ubicado en las Sierritas de Managua está el moderno, cómodo y espacioso Condominio Pinares de Santo Domingo, un complejo habitacional que surgió hace más de tres años en la ciudad, mismo que está compuesto por dos edificaciones, cada una de ellas con ocho plantas, 72 apartamentos en total, de ellos dos penthouse.

Pinares de Santo Domingo, cuenta con una inversión de 10.5 millones de dólares proveniente de capital nicaragüense y ha venido a ser parte de la gran cantidad de proyectos habitacionales de construcción vertical que se han edificado en nuestro país motivados por el clima de estabilidad económico, la seguridad ciudadana y la aceptación de los nicaragüenses con relación al nuevo modelo de construcción.

“El 90% de nuestros apartamentos están vendidos y la aceptación ha sido increíble, muchos de los propietarios han adquirido los espacios para habitarlos o bien establecer oficinas. Nuestro interés de invertir en Nicaragua surge de la confianza que se vive en el país, la gente está confiando en esta nación y en la nueva alternativa de concepto vertical que les estamos brindando las empresas desarrolladoras urbanísticas”, refirió Rosa Marlene Corrales, Gerente de Ventas y Publicidad de Pinares de Santo Domingo.

Para Corrales, Nicaragua hoy se encuentra en constante competencia con relación a otros países de la región, en cuanto a la modernización en las construcciones se refiere, razón suficiente para dar continuidad a otros proyectos.

“Nosotros como país, como empresarios e inversionistas debemos de estar en constante cambio y lo vamos logrando a través del nuevo rostro que ha venido alcanzando la capital con las modernas edificaciones, ahora vemos edificios verticales con más de cinco plantas, con los cuales hacemos uso de menos espacios y mejoramos la imagen de país”, añadió.

“La misma estabilidad que hoy nos brinda el país nos impulsa a seguir trabajando con nuestra gente, para este año estaremos trabajando en la construcción de dos edificios corporativos ya que este tipo de obras han alcanzado un gran auge y también estaremos trabajando en un centro comercial”, refirió.

Las políticas que el Gobierno Sandinista ha desarrollado y promovido para el sector privado, permiten que el sector inmobiliario crezca aceleradamente y se posicione cada vez más en nuestro país.

“Hemos tenido muchas facilidades como desarrollador urbanístico, las políticas que el gobierno ha desarrollado nos permite trabajar con más tranquilidad, con la seguridad de que nuestro capital está siendo bien invertido y considero que estos aspectos son los que motivan a que más inversionistas trabajen y se queden en Nicaragua”, finalizó.