Comerciantes del sector de los comedores del Mercado Oriental, aseguran que, tras la explosión del tanque de gas en el Mercado Roberto Huembes, el pasado 31 de diciembre (2016), han extremado las medidas de seguridad para prevenir incendios.

Desde la zona 2 de este centro de compras, la comerciante María Urbina Gutiérrez, tiene más de veinte años de trabajar en la preparación de alimentos. Utiliza cocina y tanque de gas, sin embargo, explicó que nunca se ha dado una explosión o incendio como en el Mercado Oriental.

“Siempre estamos pendientes del fuego, porque la mayor afectada sería yo y mi hija. Siempre estamos revisando, cada tres meses, la válvula del tanque. Hay que ser cuidadosos, y no ser desobligados”, dijo Urbina.

Indicó que en este sector de los comedores, nunca se ha registrado un incendio, precisamente porque es un galerón muy ordenado, con rutas de evacuación, y caminos despejados.

“Cuando nos vamos, dejamos muy bien guardadito el tanque de gas, para que no haya ningún percance, sobre todo de la gente que pasa fumando aquí cerca. Somos seres pensante, y tenemos que usar la sabiduría que Dios nos ha dado, para ser prevenidos”, manifestó.

De igual forma, Maritza Chéves, comerciante de sopas en este mercado, indicó que aunque la mayoría de las personas que cocinan en este sector, lo hacen a base de leña y carbón, siempre están pendientes.

“Estar pendiente que los niños o clientes, no estén cerca del fuego. Gracias a Dios, nunca se ha dado ningún incidente. Nosotros cocinamos con leña, pero igual hay que seguir las medidas de seguridad, sostuvo.

Por su parte, Eloísa Cuadra Aguilar, aseguró que gracias a Dios, en los cincuenta años que tiene de trabajar en el Mercado Oriental, nunca ha visto una explosión o incendio en el sector de las comidas; porque los comerciantes siempre, al irse, dejan apagadas las estufas.

El comerciante, Jaime Orozco, reflexionó que una quemadura es para toda la vida, es un recuerdo feo, que nadie quiere vivir. Por esto insta a continuar promoviendo una cultura de prevención, para salvar vidas, y no tener este tipo de siniestros.